Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Expectación en Colombia ante los contactos entre el Gobierno y las FARC

La mesa de diálogo se instalaría a comienzos de octubre en Noruega

Juan Manuel Santos, en su comparecencia del lunes.
Juan Manuel Santos, en su comparecencia del lunes. REUTERS

La intempestiva confirmación del presidente Juan Manuel Santos de que su Gobierno ya ha iniciado acercamientos con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, ha levantado este martes un entusiasmo generalizado en todo Colombia, a pesar del escepticismo de algunos que aún no olvidan las fallidas negociaciones en el Caguán entre el 98 y el 2002, que no terminaron en nada.

Tras semanas de rumores sobre la posibilidad de que el gobierno Santos y las FARC estuvieran hablando sobre paz en Cuba, el presidente no tuvo más remedio que, en una brevísima alocución radiotelevisada en la noche del lunes, confirmar que “los acercamientos se han hecho” bajo tres principios: “Primero: Vamos a aprender de los errores del pasado para no repetirlos. Segundo: Cualquier proceso tiene que llevar al fin del conflicto, no a su prolongación. Tercero: Se mantendrán las operaciones y la presencia militar sobre cada centímetro del territorio nacional”. Por último, dijo que pronto se darán a conocer los resultados de estos acercamientos.

En ningún momento dio detalles sobre cómo y desde cuándo han ocurrido estas conversaciones, pero lo que ha trascendido en Colombia según diversas fuentes cercanas al Gobierno y a las FARC es que a comienzos de octubre se instalaría la mesa de diálogo en Oslo (Noruega), gracias a los contactos que han establecido Frank Pearl, ministro de Ambiente conocedor de temas de paz, y Sergio Jaramillo, asesor de seguridad de Santos, con los guerrilleros ‘Rodrigo Granda’ (conocido como el canciller de las FARC) y ‘Mauricio el Médico’, quien sucedió al ‘Mono Jojoy’ cuando murió en un bombardeo en 2010.

Se han desarrollado conversaciones exploratorias con las FARC para buscar el fin del conflicto

Juan Manuel Santos

Según el periodista de la cadena venezolana TeleSur Jorge Enrique Botero, que históricamente ha tenido contactos con el grupo guerrillero, dijo en una entrevista a Caracol Radio de Colombia que estos acercamientos venían “cocinándose en secreto y con todas las precauciones desde mayo, con el acompañamiento cercano de Cuba, Venezuela y Noruega”.

Que el Gobierno y las FARC tengan la intención de terminar por la vía negociada un conflicto armado que lleva más de 50 años es visto por muchos sectores del país con buenos ojos. Desde expresidentes como Andrés Pastrana y Ernesto Samper, representantes de los empresarios, el fiscal general Eduardo Montealegre y muchos partidos políticos han dado su voz de apoyo a estos contactos. De hecho, el presidente Santos anunció hace pocos minutos que Luis Eduardo Garzón, líder del Partido Verde (centro), entrará a formar parte del Gobierno con rango de ministro (no especificó qué cargo): “Ahora que estamos entrando en la posibilidad de tener un proceso de paz, necesitamos una persona clave que nos ayude a armonizar a la gente y hacer pedagogía y a tener ese diálogo social que es tan importante".

Aún así, también hay escépticos del proceso. Uno de ellos es el expresidente Álvaro Uribe Vélez. “Todo estaba cantado. La legitimación que el Gobierno Santos ha hecho de la complicidad de Chávez con la guerrilla la paga Chávez sentándolos en la mesa para que eso le sirva a la reelección”, aseguró.