Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irán refuerza su alianza clave con Siria

Un emisario de Teherán reafirma su apoyo al régimen de Damasco para hacer frente a Israel y pese a las presiones de Occidente

Un destacado emisario del régimen iraní se desplazó el martes hasta Damasco para trasladar al presidente sirio un mensaje claro: Bachar el Asad puede contar con Teherán hasta el final. Su alianza es inquebrantable. “No permitiré bajo ningún concepto que se rompa el eje de la resistencia, del que Siria es un pilar fundamental”, advirtió Said Jalili, secretario del Consejo Supremo de Seguridad iraní y enviado del líder supremo, Ali Jamenei, al presidente en Damasco, según recogió la agencia oficial de noticias siria.

La visita del enviado de Teherán se produce un día después de que el primer ministro sirio abandonara el barco que hace aguas y escapara del país de la mano de contrabandistas. La televisión siria mostró imágenes del encuentro de El Asad y Jalili, lo que contribuyó a disipar los rumores, que han ido cobrando intensidad en los últimos días sobre un supuesto problema de salud del presidente sirio, que llevaba dos semanas sin aparecer en público.

Cuando Irán habla de “eje de la resistencia, se refiere al frente chií enemigo de Israel, del que además de Siria —en su vertiente alauí—, también forma parte Hezbolá, el partido-milicia libanés. La causa palestina y la enemistad con Israel es una baza que tradicionalmente ha jugado el régimen de Damasco para ganarse a la población, pero que en los últimos meses le ha dejado de funcionar en amplios sectores del país. Incluso en los campos de refugiados palestinos sirios crece el apoyo al bando rebelde, a medida que la represión gubernamental con la que El Asad pretende aplastar la disidencia que dura ya 17 meses, se vuelve más cruenta.

El emisario de Teherán siguió a rajatabla el guión que utiliza Damasco para interpretar la revuelta popular que desangra al país. “Lo que está ocurriendo en Siria no es un conflicto interno, sino un conflicto entre los ejes de resistencia, por un lado, y los enemigos regionales y globales de este eje por otro”, fue otro de los temas tratados en el encuentro, según recogió la agencia de noticias siria, en clara alusión a Estados Unidos e Israel.

El Asad, enrocado, indicó que “Siria está avanzando en el diálogo nacional y es capaz, gracias a la voluntad de su pueblo, de doblegar los planes extranjeros que tienen como objetivo el eje de la resistencia”. Según un comunicado presidencial, el mandatario subrayó “la determinación del pueblo sirio y de su Gobierno de limpiar la nación de terroristas y de luchar contra el terror sin cesar”.

La visita de Jalili se produce en un momento de fuertes combates por toda Siria y de alta tensión tras la captura de 48 ciudadanos iraníes por parte de las fuerzas rebeldes el pasado fin de semana cerca de un santuario chií en la capital, Damasco. Irán asegura que se trata de peregrinos, mientras que el opositor Ejército Libre Sirio estima que entre ellos se encuentran miembros de la Guardia revolucionaria iraní.

El Asad reaparece en público para disipar los rumores sobre su enfermedad

El régimen de Teherán ha puesto en marcha una ofensiva diplomática para lograr su liberación. Irán se ha visto obligado a recurrir a Turquía y a Catar, dos países simpatizantes con las fuerzas rebeldes para lograr la liberación de los iraníes. El martes, el ministro de Exteriores iraní, Ali Akbar Salehi, viajó a Turquía “a petición propia”, para buscar una salida a la crisis de los rehenes, según indicaron fuentes diplomáticas turcas a la agencia France Presse. Salehi hizo hincapié durante la visita en la dimensión regional del conflicto sirio: “Sin ninguno de los actores principales [en alusión a Irán y Turquía], es muy difícil pensar en la estabilidad y al paz en la región”.

Turquía ha acogido a decenas de miles de refugiados sirios que han cruzado la frontera siria huyendo de la violencia. El Gobierno turco da cobijo además a miembros del llamado Ejército Sirio Libre y ha sido uno de los países más críticos con la campaña militar represiva que siembra de muertos el país vecino desde hace más de un año.

El lunes, los rebeldes sirios aseguraron que tres de los iraníes cautivos habían muerto durante un bombardeo del Ejército sirio y amenazaron con matar al resto si no cesa la ofensiva gubernamental. Irán ha hecho llegar además una misiva a la Embajada suiza en Teherán, en la que considera culpable a Estados Unidos de la captura de los supuestos peregrinos, según publicó la agencia iraní de noticias Irna.

“Visto el apoyo flagrante de Estados Unidos a los grupos terroristas y el apoyo de armas a Siria, este país es responsable de la vida de 48 peregrinos secuestrados en Damasco”, reza la nota, según el viceministro de Exteriores iraní Amir Abdollahian, citado por Irna.