Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irak cierra la frontera con Siria en la zona controlada por los rebeldes

El Ejército Sirio Libre se apodera de todos los puestos fronterizos con la provincia de Al Anbar

Un líder del ESL afirma que las tropas gubernamentales sirias huyeron de ocho puestos

Un rebelde sirio en un puesto fronterizo con Turquía.
Un rebelde sirio en un puesto fronterizo con Turquía. AFP

El Gobierno iraquí ha decidido cerrar la frontera con Siria en la zona controlada por los rebeldes, que ayer se apoderaron de los puestos fronterizos enfrente de la provincia de Al Anbar, además de hacerse con el control de otros dos limítrofes con Turquía. Las autoridades iraquíes han ordenado reforzar el despliegue del Ejército en esa región, según ha informado el alcalde de una de las localidades próximas al estratégico puesto sirio de Boukamal. Una fuente de la policía iraquí y Malek Kurdi, el número dos del Ejército Sirio Libre (ESL), han confirmado que además de ese puesto, hay otros siete en manos de los rebeldes.

"El puesto de Qaim, situado frente a Boukamal, está cerrado y permanece bajo control del Ejército iraquí", ha explicado el primer edil de esa localidad fronteriza de Irak, que ha detallado que los militares también se han puesto al frente de otros puestos aduaneros.

El alcalde ha asegurado que en Boukamal el ESL ha izado la bandera siria de los tiempos de la independencia, que se ha convertido en un símbolo de la revolución. El número dos del ESL ha explicado por teléfono desde Turquía que las tropas gubernamentales sirias huyeron de los ocho puestos de la frontera con Irak.

La ofensiva de los sublevados por el control de los puestos fronterizos con Turquía e Irak comenzó el jueves, un día después del mayor atentado sufrido por las fuerzas del régimen desde que comenzó la revuelta a mediados de marzo de 2011. Un atentado suicida en Damasco acabó el miércoles con la vida del ministro de Defensa, Daud Rajha, y su viceministro y cuñado del presidente Bachar el Asad, Asef Shawkat.

Mientras los combates continúan en la capital siria, donde, según un residente del barrio de Qanawat, los rebeldes atacaron el jueves la comisaría de Policía más grande, El Asad está práticamente desaparecido. Varios líderes de la oposición en el exilio y fuentes diplomáticas occidentales afirman que, tras el atentado, el dictador se ha trasladado a Latakia, en la región alauí. En el intento de desmentir esas versiones, la televisión siria y la agencia oficial de noticias SANA mostraron el jueves por la tarde imágenes de la toma de posesión del nuevo ministro de Defensa junto a El Asad, pero sin dar detalles de la fecha y el lugar en que fueron rodadas.