Un barco militar de EE UU abre fuego contra un bote en aguas del golfo Pérsico

La embarcación de motor se le acercó sin reaccionar ante las advertencias de seguridad Hubo un fallecido y tres heridos en el bote, cuya procedencia aun no se ha identificado

El USNS Rappahannock en una foto de archivo de 2011.
El USNS Rappahannock en una foto de archivo de 2011. Specialist Seaman William Gatlin / US Navy

Un barco de abastecimiento de la Marina norteamericana, el USNS Rappahannock, ha abierto fuego este lunes contra una pequeña embarcación de motor en aguas del golfo Pérsico, a 16 kilómetros del puerto Jebel Ali de Dubai, después de que ésta se le acercara, ignorando sus advertencias, según informan fuentes del Pentágono. El incidente se saldó con un fallecido en la embarcación no identificada, además de tres heridos. Según Press TV, cadena estatal iraní, los tripulantes son ciudadanos indios, informa Ángeles Espinosa desde Dubai.

El pequeño navío parecía dirigirse hacia el puerto de Dubai, cuando entró en el perímetro de seguridad que marcan los navíos militares norteamericanos. Los soldados norteamericanos alertaron a sus ocupantes de forma verbal cuando se hallaba a un kilómetro. La Marina mantiene que ha operado según los procedimientos de defensa habituales en alta mar.

Al ver que el bote a motor ignoraba las señales de alerta, el mando del USNS Rappahannock disparó un salvo de advertencia. “De acuerdo con los procedimientos de protección de la Marina, los soldados en el USNS Rappahannock emplearon una serie de respuestas preplaneadas, no letales, para avisar a la embarcación antes de recurrir al uso de fuerza letal”, dijo Greg Raelson, portavoz de la Marina de EE UU, en un comunicado.

“La tripulación norteamericana trató en repetidas ocasiones de advertir a los operadores de la embarcación para que se alejaran, dado su acercamiento deliberado. Cuando esos esfuerzos para detener a la embarcación fallaron, el equipo de seguridad en el Rappahannock dispararon varias ráfagas desde ametralladoras de calibre .50”, añadió el portavoz.

Las aguas del golfo Pérsico son escenario de fricciones constantes por la presencia continuada de navíos militares norteamericanos. EE UU cuenta con una fuerte presencia militar en el Golfo, y la Marina dispone de una base militar en Manama, en la isla de Bahrein. En enero, diversas embarcaciones iraníes se acercaron a navíos estadounidenses a su paso por el estrecho de Ormuz, un paso en el golfo Pérsico imprescindible para las exportaciones de crudo procedentes de Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait e Irak.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50