Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los islamistas malienses destruyen el mausoleo de un santo en Tombuctú

Tumbas y mausoleos dedicados a santones y eruditos siempre han suscitado el rechazo de los suníes más rigoristas

Vecinos de Tombuctú reparan en abril el templo dedicado a un santo suní.
Vecinos de Tombuctú reparan en abril el templo dedicado a un santo suní. AFP

Islamistas pertenecientes al grupo extremista Ansar al Din han destruido esta sábado el mausoleo del santo Sidi Mahmud en Tombuctú, en el norte de Malí, según ha informado Akib Haidara, miembro de la Universidad Islámica de la ciudad. Este ataque se produjo después de que la Unesco decidiera el jueves pasado inscribir los monumentos de Tombuctú en la lista del patrimonio mundial en peligro. Los ataques contra estos mausoleos son bastante frecuentes en el norte de Malí en los últimos meses.

Una rebelión armada tuareg se reanudó en el norte de Malí en enero y cobró fuerza tras el golpe de Estado que el capitán Amadou Haya Sanogo dio el 22 de marzo para derrocar al presidente constitucional, Amadou Toumani Toure. Islamistas y rebeldes tuareg aprovecharon la coyuntura y a finales de mayo declararon la independencia del norte de Malí, bautizado como Azawad. A partir de ahí, las relaciones entre los tuareg y los islamistas radicales de Ansar el Din tampoco han sido fáciles.

La acción de los agresores suscitó la cólera de los habitantes de Tombuctú, añadió la fuente. Los extremistas islámicos tienen fijación con estos monumentos, ya que a principios del pasado mes de mayo el Gobierno de Malí denunció la profanación por elementos extremistas islámicos de este mausoleo y lo calificó de "acto bárbaro cometido por individuos sin fe".

Tombuctú, bautizada como "la ciudad de los 333 santos", alberga numerosas tumbas y mausoleos dedicados a santones y eruditos suníes, lo que siempre ha suscitado el rechazo de los elementos más rigoristas del islam suní, cuya visión de la religión les lleva a considerar idolatría y herejía cualquier otra forma de culto o adoración que se separe del más estricto monoteísmo.

El grupo armado Ansar al Din controla parte del norte de Mali desde el pasado mes de abril y busca instaurar la Sharía o Ley Islámica. En una declaración a Efe, Sanda Uld Sumama, brazo derecho del jefe del Ansar al Din, Iyad Ag Ali, afirmó el pasado domingo que la aplicación de la Sharía es "ineludible".