Irán y las grandes potencias seguirán negociando sobre el programa nuclear

Catherine Ashton reconoce avances, pero añade que se mantienen diferencias sustanciales tras dos días de reuniones en Moscú

Expertos en física nuclear de Irán y de los países del sexteto (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania) se reunirán el próximo 3 de julio en Estambul para debatir detalles técnicos sobre las propuestas y contrapropuestas en torno al programa nuclear de Teherán. Este resultado ha sido anunciado el martes por la noche en Moscú por la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, y es el más tangible surgido de los dos días de negociaciones a puerta cerrada mantenidas en Moscú por representantes de Irán y del sexteto. La delegación iraní estaba dirigida por el secretario del Consejo Superior de Seguridad Nacional (CSSN), Said Dzhalili.

En una breve rueda de prensa, Ashton ha declarado sentirse satisfecha de la actitud de la delegación iraní y ha señalado que “por fin, por primera vez, hubo una verdadera discusión sobre la necesidad de entender los detalles técnicos”. No obstante, ha manifestado que se mantienen “sustanciales diferencias” entre las partes. El viceministro ruso, Serguéi Riabkov, anfitrión de las negociaciones, ha dicho a su vez a la agencia Interfax que Moscú considera “importante continuar el proceso de acercamiento de posiciones que se ha iniciado”. El diplomático ha afirmado que en las negociaciones “no se eludieron las cosas concretas”. A la reunión de los expertos en Estambul seguirá otra reunión entre uno de los segundos de Ashton y el vicesecretario del CSSN, Ali Bageri. El proceso concluirá con una tercera cita entre Ashton y Said Dzhalili, ha manifestado Riabkov. Dzhalili ha calificado la ronda de conversaciones de Moscú de “más realista y seria que las precedentes”. ha insistido, no obstante, en que el enriquecimiento de uranio “a todos los niveles” es “un derecho inalienable” de Irán y puntualizó que las negociaciones no pueden progresar sin una reunión de expertos.

El representante iraní ha calificado las conversaciones de más "realistas y serias" que las precedentes

Los representantes del sexteto han subrayado en sus condiciones, a saber que Teherán deje de producir uranio enriquecido al 20%, que cierre la fábrica nuclear y que sean trasladadas fuera del país todas las existencias de uranio enriquecido al 20%, según ha reiterado Ashton en la conferencia de prensa. “Proponemos medidas recíprocas como primeros pasos para reforzar la confianza. Estamos dispuestos a avanzar, estamos dispuestos a acciones concretas en respuesta a las acciones de Irán”, ha manifestado la jefa de la diplomacia europea. Las conversaciones en perspectiva dilatan el proceso de negociaciones sin que haya evidencia pública de que los argumentos esgrimidos a puerta cerrada hayan llevado el diálogo a una nueva etapa de comprensión entre Teherán y sus interlocutores internacionales. A juzgar por las declaraciones del martes por la noche, ambas partes siguen ancladas en sus posiciones. EE UU, además de varios países occidentales e Israel, sospecha que Irán utiliza su programa nuclear como cobertura para fabricar armas nucleares. Teherán niega estas acusaciones y afirma que su programa está dirigido exclusivamente a satisfacer sus necesidades energéticas.

.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50