Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clinton advierte en Brasil sobre los países con 'gobiernos cerrados'

54 países se comprometen a compartir información con los ciudadanos y facilitar su participación en los sistemas políticos gracias al uso de las tecnologías

La secretaria de Estado Hillary Clinton da el relevo a la presidenta brasileña Dilma Rousseff tras su intervención.
La secretaria de Estado Hillary Clinton da el relevo a la presidenta brasileña Dilma Rousseff tras su intervención. AFP

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, afirmó este martes en Brasil que las naciones con gobiernos más transparentes y abiertos avanzarán en el siglo XXI, mientras que aquellas que oculten información a sus ciudadanos tendrán dificultades para crecer y mantener su seguridad.

Clinton defendió la transparencia gubernamental durante el primer encuentro de la Alianza por el Gobierno Abierto (Open Government Partnership, OGP, por sus siglas en inglés) que se celebra estos días en Brasilia bajo la presidencia de Brasil y Estados Unidos. La alianza fue impulsada por el presidente Barack Obama el pasado mes de septiembre en una reunión paralela a la Asamblea General de Naciones Unidas y en pocos meses ha logrado sumar el apoyo de otros 42 países.

La noción de gobierno abierto o transparente es una iniciativa que pretende acercar la información gubernamental a los ciudadanos, así como facilitar su participación en los sistemas políticos y controlar que las autoridades cumplan con sus obligaciones, todo ello gracias al uso de las nuevas tecnologías. Numerosos gobiernos de todo el mundo, entre ellos el brasileño y el norteamericano, disponen de mecanismos -desde páginas web hasta conferencias- que permiten a los ciudadanos manejar los mismos datos de los que disponen las autoridades.

"Estados Unidos está convencido de que en el siglo XXI las más claras divisiones entre países no radicarán en su localización geográfica o su religión sino en que tengan sociedades abiertas o cerradas", declaró Clinton. "Creemos que los países con gobiernos abiertos, economías abiertas y sociedades abiertas seguirán floreciendo, mientras que aquellos que se escondan de sus ciudadanos y rechacen sus aspiraciones por una mayor libertad y apertura encontrarán cada vez mas difícil garantizar la paz y la seguridad".

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, defendió durante su intervención que "cuanto más transparente sea el gobierno, más fácil es la participación de los ciudadanos y más justa es democracia". Brasil aprobó a finales de 2011 su Ley de Transparencia y creará, por ejemplo, páginas en internet en la que los ciudadanos puedan consultar los datos de las inversiones relacionadas con el Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016, ambos con sede en el país. "Esas y otras informaciones gubernamentales pasarán progresivamente a ser publicadas como datos abiertos de forma que las personas los vean y los reutilicen convirtiéndolos en activos para la sociedad", afirmó Rousseff.

"La transparencia debe ser calificada por el impacto que tengan las iniciativas públicas en la población"

Dilma Rousseff, Presidenta de Brasil

La mandataria brasileña defendió los tres pilares básicos del gobierno abierto de Brasil: una transparencia que permita la rendición de cuentas por parte de las autoridades, una participación social que asegure el acceso de la ciudadanía y un amplio control de las políticas públicas, apoyados siempre sobre el uso de las nuevas tecnologías de la información e internet.

El Gobierno de Brasil ha experimentado con esta iniciativa para averiguar, según explicó la presidenta, cuáles son los trámites que deben superar los ciudadanos que solicitan la jubilación o los plazos de las listas de espera en centros de atención médica. "Queremos responsabilizar a la administración por los servicios prestados y saber cuál es la verdadera satisfacción de los ciudadanos", afirmó Rousseff.

Brasil ha aprovechado los avances de la tecnología para mejorar la gestión de espacios públicos, como los aeropuertos, y asegura que sus próximas prioridades son la lucha contra la deforestación, los hospitales y centros de salud públicos y la pobreza.

"La transparencia debe ser calificada por el impacto que tengan las iniciativas públicas en la vida de la población gracias al uso de tecnologías de la información", comentó la presidenta, quien destacó además que la presencia de más de 200 organizaciones civiles, empresas privadas y periodistas de todo el mundo demuestra que la transparencia gubernamental "es una causa para toda la sociedad".

Rousseff y Clinton comparten una visión del gobierno abierto como nuevo mecanismo para la diplomacia. La presidenta brasileña defendió que su ley de Transparencia es un paso más para construir relaciones armónicas entre los países. "La Alianza por el Gobierno Abierto representa una nueva forma de relación multilateral", declaró Rousseff. Clinton, por su parte, afirmó -como ya hiciera a comienzos de su mandato- "que la tecnología está transformando la diplomacia y el desarrollo de las naciones".

Ambas líderes defendieron además que los gobiernos necesitan de la participación de la sociedad civil para su correcto funcionamiento. "Un gobierno abierto necesita algo más que gobernar", dijo la secretaria de Estado norteamericana. Tanto Estados Unidos como Brasil lideran las iniciativas de participación ciudadana, con conferencias, encuentros de funcionarios con ciudadanos y consultas sobre proyectos legales. El Gobierno brasileño, por ejemplo, pidió a los ciudadanos que hicieran aportaciones a través de internet a los presupuestos nacionales.

El Gobierno español, que aprobó su proyecto de ley de transparencia en el Consejo de Ministros del pasado 22 de marzo, presentará la legislación en la conferencia de Brasil.