Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La provincia argentina de Neuquén retira dos explotaciones petroleras a Repsol

Se trata del tercer distrito en quitarle la licencia a la filial YPF por "falta de inversión"

Planta de producción de crudo y gas de Repsol YPF.
Planta de producción de crudo y gas de Repsol YPF. EFE

La presión del Gobierno de Argentina y los gobernadores provinciales sobre Repsol-YPF no amaina. La provincia de Neuquén le retiró ayer a la compañía española la licencia para explotar dos áreas. Era muy poca cosa en términos económicos. Parecía cuestión de mucho ruido y pocas nueces. Pero atrajo muchos titulares. Lo mismo ocurrirá esta semana con la provincia de Mendoza.

El gobernador también ha amenazado con quitarle dos contratos de explotación. Pero la compañía no parece temer esas medidas. En conjunto, las cuatro áreas no suman ni el 3% de la producción de YPF en Argentina. Lo que de verdad temen los directivos de Repsol es lo que aún está por venir.

El asedio de los gobernadores provinciales, con el apoyo absoluto del Gobierno argentino, no cesa

En varios medios argentinos como Página 12 se da por hecho que el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner intentará tomar el control de la compañía antes de que llegue el invierno, es decir, antes de junio. Lo único que parece estudiarse es el método a seguir. Hay altos cargos que se inclinan por seguir provocando la pérdida de valor bursátil de la empresa hasta que baje lo suficiente como para comprar el 51% y hay quienes prefieren la intervención, disponer de alguien dentro de la empresa con verdadera capacidad de mando. El Gobierno español ya dejó claro a los ministros de Cristina Fernández de Kirchner que para España sería igual de grave la intervención como la expropiación.

Mientras tanto, el asedio de los gobernadores provinciales, con el apoyo absoluto del Gobierno argentino, no cesa. Ayer, la agencia oficial Telam informaba de que el Gobierno de Santa Cruz estudia 10 áreas petroleras operadas por YPF, donde hay unos 25 yacimientos, para determinar si se efectuaron las inversiones correspondientes. “Una de esas áreas es de altísimo impacto por su nivel de producción”, declaró el presidente del Instituto de Energía de la provincia, Juan Ferreiro. Esas áreas se sumarían a las dos licencias retiradas por Santa Cruz la semana pasada y a las dos retiradas en la provincia de Chubut.

La empresa de valoración crediticia Fitch advirtió ayer de que podría rebajar la actual calificación de Repsol-YPF (BBB+) si la compañía se viera obligada a recortar su dividendo en un 20% o más por culpa de la política energética argentina. Sin embargo, la compañía cree que el Gobierno argentino ya le ha infligido todo el daño que podría acarrearle en la cotización bursátil. En Repsol se manejan los informes de diversos analistas que estiman que la compañía podría vender sus acciones a 19,5 o 19,6 euros incluso en el caso de que el valor de YPF no contabilizara nada.

 

Más información