Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Correa se plantea 'perdonar' la condena millonaria contra 'El Universo'

El presidente califica de "disparate" la petición de la OEA de no ejecutar la sentencia

Dice que ya ha decidido si anula o no la condena y que lo anunciará en unos días

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, y el ministro de Exteriores, Ricardo Patiño, durante una rueda de prensa.
El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, y el ministro de Exteriores, Ricardo Patiño, durante una rueda de prensa.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, podría darle un nuevo giro a su enfrentamiento judicial contra el diario El Universo. Este miércoles, el mandatario calificó de “disparate total” la petición de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de que su gobierno suspenda la sentencia emitida en contra del periódico, pero anunció que tiene una “decisión tomada” sobre qué hará con el juicio ganado al rotativo. Su decisión, dijo, la dará a conocer en los próximos días por medio de una carta abierta al pueblo ecuatoriano.

El anuncio del presidente fue interpretado en todo el país como un probable “perdón” a los directivos del diario y al exeditor de Opinión, Emilio Palacio, condenados a tres años de cárcel y a pagar una multa de 40 millones de dólares. La demanda por injurias la interpuso Correa a causa de un artículo de opinión firmado por Palacio, publicado en febrero de 2011.

Días atrás el presidente ya había señalado que estudiaría con su grupo político la posibilidad de una condonación una vez que, según dijo, se ha demostrado “que El Universo mintió”. Este miércoles, sin embargo, Correa no dio más detalles sobre su “decisión tomada”, como tampoco lo hizo su ministro de Asuntos Exteriores, Ricardo Patiño, al ser preguntado por la prensa sobre el tema.

De lo que sí hablaron Correa y Patiño fue de la negativa de su Gobierno a considerar la petición de la CIDH para que no se ejecute la sentencia contra el diario. El ministro aseguró que no es posible aceptar la solicitud de la Comisión (un órgano perteneciente a la Organización de Estados Americanos), porque la sentencia aún no está ejecutada y no se han emitido órdenes de captura o de embargos de bienes. Patiño calificó la acción de la CIDH "como una clara violación a la institucionalidad" de Ecuador. Correa continuó con los reproches a la Comisión al asegurar que “el sistema interamericano está tomado por ciertos países hegemónicos”. El presidente dijo que es "urgente” propiciar en la región un nuevo esquema en materia de derechos humanos.

Los abogados del diario y varios juristas han manifestado que la petición de la CIDH es vinculante para Ecuador, país suscriptor de la Convención Americana de Derechos Humanos. La solicitud de la Comisión al Gobierno ecuatoriano se basa en el artículo 25 del Reglamento de la entidad. El documento señala que “en situaciones de gravedad y urgencia, la Comisión podrá, a iniciativa propia o a solicitud de parte, solicitar que un Estado adopte medidas cautelares a fin de prevenir daños irreparables a personas que se encuentren bajo la jurisdicción de este”.

Dos de los tres directivos del diario sentenciados, César y Nicolás Pérez, siguen por ahora fuera del país y ya han denunciado su caso ante diversos organismos internacionales de prensa, mientras que Carlos Pérez, director del rotativo, permanece asilado en la Embajada de Panamá en Quito, y Emilio Palacio continúa en Estados Unidos, donde tramita una solicitud de asilo político.

A la espera de ver qué decisión toma Correa, continúan las reacciones internacionales de rechazo a la sentencia. El diario estadounidense The New York Times publicó este miércoles un editorial en el que señala que "los Estados Unidos y otras democracias deben protestar fuerte por el asalto de Correa a la prensa libre y por el secuestro cínico del sistema judicial ecuatoriano”, mientras que el semanario británico The Economist tituló : “Los medios de comunicación en Ecuador, amordazados”.

Si al final el Gobierno anula la sentencia, no sería la primera vez que el Ejecutivo “perdona” a condenados en juicios iniciados por los mismos mandatarios. Fue el caso de una dirigente indígena acusada por el secretario de la Administración y el de un director de un periódico quiteño enjuiciado por un primo del jefe de Estado. "A mí solo me puede perdonar Dios. Yo soy inocente, así que no necesito que nadie me perdone”, dijo el pasado mes de noviembre Mónica Chuji, la líder indígena tras recibir el "perdón" del Gobierno.

Más información