La Fiscalía de Milán pide cinco años de cárcel para Berlusconi por el 'caso Mills'

El multimillonario político es acusado de haber pagado 449.000 euros al abogado británico David Mills para que testificara a su favor en varios juicios.

Silvio Berlusconi, el pasado 1 de febrero, en el Parlamento italiano.
Silvio Berlusconi, el pasado 1 de febrero, en el Parlamento italiano.ANDREAS SOLARO / AFP

La Fiscalía de Milán pide cinco años de cárcel para el ex primer ministro Silvio Berlusconi por corrupción de testigos. El multimillonario político es acusado de haber pagado unos 439.000 euros al abogado británico David Mills —que en los años ochenta dirigía la expansión exterior de su grupo, Fininvest— para que testificara a su favor en varios juicios.

Gracias al falso testimonio del letrado —como estableció una sentencia dictada contra Mills— Berlusconi pudo liberarse de cuentas pendientes en los tribunales. Es probable que consiga saltarse también esta cita con la justicia, ya que gracias a los retrasos orquestados desde su antiguo cargo en el Gobierno, el delito está a punto de prescribir.

La gestión opaca de sus empresas y de los beneficios que producen le obliga a sentarse en el banquillo también por cohecho y fraude fiscal en la compraventa de derechos para las cadenas de Mediaset, su grupo televisivo. Berlusconi, además, está acusado de inducción a la prostitución de menores.

Y está imputado por contribuir, el 31 de diciembre de 2005, a revelar secretos oficiales mediante escuchas telefónicas ilegales publicadas en el diario de su hermano Paolo, también encausado.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50