Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La página oficial de Putin hace desaparecer las críticas al primer ministro

El encargado de prensa del expresidente atribuyó el incidente a un fallo técnico causado por “la avalancha” de visitas

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, durante una ceremonia religiosa en San Petersburgo. Ampliar foto
El primer ministro ruso, Vladimir Putin, durante una ceremonia religiosa en San Petersburgo. AFP

En su calidad de candidato a presidente de Rusia, Vladímir Putin promete a sus conciudadanos “una nueva época” en las relaciones con los países que formaron la Unión Soviética y aspira a mantenerse entre los artífices de las “reglas de juego” de la política y la economía mundial. La publicación de su programa, no obstante, causó una oleada de críticas que desaparecieron poco después de la web.

El programa de Putin para los comicios del 4 de marzo apareció el jueves en una página web que dedica secciones —con fotos y textos— a la biografía del político, sus actividades profesionales, sus aficiones deportivas y los animales salvajes bajo su protección como la ballena blanca, el leopardo de las nieves, el oso polar y el tigre del Amur.

El propio Putin reconoce que su programa es una lista poco elaborada de deseos e intenciones. Su publicación, sin embargo, generó inmediatamente numerosas reacciones; algunas exhortaban al jefe del Gobierno a retirarse de la política. Estos comentarios, que fueron los mejor valorados, desaparecieron después de la web, lo que fue interpretado por algunos comentaristas como una censura. El jefe de Prensa del primer ministro, Dmitri Peskov, explicó a Gazeta.ru que esta circunstancia se debía a un problema técnico con la página. Según Peskov, el sistema había fallado debido a la avalancha de reacciones. Putin fue jefe del Estado ruso de 2000 a 2008, durante dos mandatos de cuatro años ya que la constitución limita la gestión presidencial a dos mandatos seguidos. Gracias a una enmienda a la ley fundamental aprobada durante la presidencia de Dmitri Medvédev (2008-2012), el mandato presidencial es ahora de seis años.

El documento es poco prolijo en mecanismos y tecnologías para lograr sus fines

En el capítulo internacional, el programa de Putin afirma que los proyectos integradores de Rusia deben crear nuevas posibilidades para el desarrollo del país y cita la Unión Aduanera entre Rusia, Bielorrusia y Kazajistán, ya en funcionamiento, el Espacio Económico Único, a partir de 2012, así como la creación de la Unión Euroasiática que “abrirá una nueva época en las relaciones en el espacio postsoviético”.

“Las reglas de juego en la política y la economía internacional no pueden formarse a espaldas o al margen de Rusia y de nuestros intereses”, señala Putin. “Valoraremos y contestaremos en la forma adecuada los pasos unilaterales de nuestros socios que no tengan en cuenta la opinión de Rusia y sus intereses”, sentencia el programa, que promete también una “profunda modernización” de las Fuerzas Armadas.

El documento es poco prolijo en mecanismos y tecnologías para lograr sus fines, entre ellos, hacer que “la acción” de los órganos de justicia y orden público “vaya encaminada a la protección y apoyo de las “actividades empresariales legales y no a luchar contra ellas”.

La página oficial del primer ministro ruso Vladimir Putin. ampliar foto
La página oficial del primer ministro ruso Vladimir Putin.

Se crearán, señala, “mecanismos reales de control social sobre las actividades de las autoridades en los campos más delicados y peligrosos” desde el punto de vista de la corrupción, tales como el sistema de compras estatales, la construcción de infraestructura viaria, gestión de viviendas y servicios comunitarios y actividades del sistema de justicia, policial y orden público.

La variopinta lista de promesas y deseos va desde la introducción de los trenes de alta velocidad en los ferrocarriles rusos a la creación de infraestructura deportiva accesible al ciudadano, para preparar el mundial de fútbol de 2018, pasando por ventajas para los empresarios que reintegren laboralmente a las mujeres tras bajas de maternidad y creación de plazas en los jardines de infancia.

Muchos comentarios insisten en que Putin debe participar en los debates políticos, algo que el primer ministro se ha negado a hacer, alegando sus ocupaciones. Putin gusta de responder a preguntas controladas durante maratonianas sesiones, pero no ha participado nunca en un debate en términos de igualdad con un adversario político con derecho a réplica.

En el apartado “autoridad eficaz bajo control del pueblo”, Putin afirma que se simplificará el examen de las quejas de los ciudadanos ante la administración y que se crearán tribunales administrativos. Promete también limitar el ámbito de delitos susceptibles de ser castigados con penas de privación de libertad, más margen de maniobra para las regiones y más participación de éstas en el reparto de los impuestos.

Putin promete la creación de 25 millones de empleos en los próximos 20 años

 

Putin dice apoyarse en el Frente Popular de Rusia, una organización creada para avalarlo en la campaña electoral, y no menciona al partido Rusia Unida, que lo designo como candidato y que es la principal fuerza parlamentaria.

La página web pasa lista de los méritos de Putin y cita entre ellos la “superación del separatismo” y de las secuelas de los años noventa del pasado siglo. Durante la crisis de 2008-2009, Rusia no disminuyó sino que, al contrario, incrementó el apoyo social a los ciudadanos, señala la página, que destaca también el fortalecimiento del Ejército. El programa reconoce que en Rusia hay pobreza, un mal clima empresarial y una extendida corrupción. El primer ministro quiere crear un mínimo de 25 millones de puestos de trabajo en 20 años, incrementar sustancialmente las inversiones, devolver al sistema escolar ruso el liderazgo mundial, atraer a expertos internacionales para modernizar el país y cuadrar el presupuesto por medio de la diversificación y fortalecimiento de la economía, sin tener que recurrir a nuevos impuestos.

Putin constata que el modelo de crecimiento económico basado en los altos precios del petróleo y las capacidades heredadas de la Unión Soviética está agotado, pero no da detalles sobre cómo superarlo.

Más información