Monti consigue el respaldo definitivo de la Cámara de los Diputados

El primer ministro italiano obtiene 556 votos a favor y 61 en contra.- Afirma que el país saldrá adelante, aunque sea "casi imposible" y que su prioridad es la de la situación en la eurozona

Mario Monti durante la sesión de ayer en el Senado.
Mario Monti durante la sesión de ayer en el Senado.M. Scrobogna (AP)

La Cámara de Diputados de Italia ha aprobado hoy el voto de confianza definitivo para el recién constituido Gobierno italiano, formado íntegramente por tecnócratas y presidido por el ex comisario europeo Mario Monti, quien además es ministro de Economía. Con 556 votos a favor y 61 en contra, la Cámara Baja ha dado el espaldarazo parlamentario al nuevo Ejecutivo que podrá ahora comenzar su difícil andadura para sacar a Italia de la grave crisis económica en la que se encuentra sumida.

El flamante primer ministro italiano, Mario Monti, ha manifestado ante la Cámara de los Diputados que Italia saldrá de la crisis de la deuda, aunque sea "casi imposible". El economista, elegido por el presidente de la República, Giorgio Napolitano, para aplicar las reformas de la Unión Europea y dejar atrás el varapalo económico que sacude el país, ha advertido, no obstante, que durante su mandato tendrá que tomar decisiones "nada agradables ni fáciles".

El exjefe de Gobierno, Silvio Berlusconi, ha dado su visto bueno al nuevo gabinete y ha manifestado que podrá llevar las riendas de Italia hasta 2013. Al igual que en la Cámara alta, la Liga Norte, socio de Gobierno de Berlusconi, ha sido el único partido en oponerse hoy a la constitución de este Ejecutivo, creado en un tiempo récord de menos de una semana para intentar devolver a los mercados la confianza en las finanzas públicas de Italia. El presidente del Gobierno ha pedido a las fuerzas políticas que no otorguen a su Ejecutivo una "confianza ciega sino vigilante", pues ha añadido: "Estamos aquí con humildad, con espíritu de servicio y de solicitud de la contribución activa y crítica de todos ustedes".

En su intervención, interrumpida en numerosas ocasiones por los aplausos del hemiciclo, también ha querido alejar las críticas de quienes acusan a su Gabinete de representar a los "poderes fuertes" y de "conflicto de intereses", al asegurar que "se trata de acusaciones de pura fantasía, facciosas y ofensivas" y que todo su equipo trabajará por el bien del país. Monti se refería sobre todo a las críticas por la elección de Corrado Passera, exconsejero delegado del banco Intensa SanPaolo, entidad con participaciones en empresas como Telecom y Alitalia y que se ha hecho cargo de la poderosa cartera de Fomento, Infraestructuras y Transportes y Telecomunicaciones.

Monti ha anunciado además que ha fijado para el próximo martes una reunión con los representantes de las instituciones europeas en Bruselas y que mantendrá el miércoles un encuentro "a tres" con el presidente francés, Nicolás Sarkozy, y con la canciller alemana, Angela Merkel, con los que ya habló ayer por la tarde por teléfono. Desde ahora - ha dicho Monti- Italia formará parte "permanentemente" de las reuniones que mantienen Francia y Alemania para solucionar los problemas de la zona euro.

Además del encuentro con Merkel y Sarkozy, el primer ministro italiano tiene previsto para el martes una reunión con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en Bruselas. "La prioridad, al menos para mí, es la de la situación en la eurozona. Por lo tanto, el martes estaré en Bruselas para una comida con Barroso. Después me reuniré con el presidente del Consejo Europeo Herman Van Rompuy", ha indicado Monti en un rueda de prensa después de la votación parlamentaria. Ha recordado que a la propuesta de los eurobonos contribuyó él mismo, al igual que su predecesor en el Ministerio de Economía, Giulio Tremonti, en el informe de mayo de 2010 enviado al presidente de la Comision Europea.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

La votación en la Cámara de Diputados ha sido para el presidente del Gobierno en el último trámite parlamentario tras recibir ayer el respaldo del Senado. Monti ganó sin problemas la votación en la Cámara alta, lo que ha sido considerado por muchos como su primera prueba de fuego al frente del Ejecutivo. Todos los partidos políticos, salvo la Liga Norte, mantuvieron su compromiso de voto favorable. En su discurso de ayer, Monti hizo especial hincapié en la necesidad de "ampliar las oportunidades tanto de las empresas como de los ciudadanos".

El economista se encuentra bajo una considerable presión para actuar rápidamente después de que la prima de riesgo italiana se haya disparado de nuevo a niveles insostenibles, pese a que tras su nombramiento parecía haberse estabilizado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS