Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una treintena de heridos en una manifestación de coptos en Egipto

Un grupo de personas ataca una marcha que conmemoraba la muerte de 26 cristianos el pasado octubre en El Cairo

Un cristiano copto se manifiesta en El Cairo tras los disturbios. Ampliar foto
Un cristiano copto se manifiesta en El Cairo tras los disturbios. REUTERS

Al menos 29 personas han resultado heridas esta tarde en El Cairo durante una marcha de coptos que conmemoraba la muerte de 26 cristianos el pasado 9 de octubre. La procesión, en la que participaban cientos de miembros de esta confesión, comenzó en el barrio de Shubra y ha sido atacada con piedras y cócteles molotov por un grupo de asaltantes sin identificar. Las fuerzas de seguridad han dispersado a los asistentes con gases lacrimógenos. Es habitual en la cultura egipcia que se celebre un recordatorio a los 40 días del fallecimiento de una persona.

Los cristianos querían celebrar un acto frente al Maspero, donde se encuentra el edificio de la televisión pública, y donde fallecieron 26 coptos que se manifestaban por la quema de una iglesia y para pedir protección e igualdad con los musulmanes. Aquella protesta fue reprimida por la policía militar, aunque ya había sido atacada en varias ocasiones por atacantes que dispararon, lanzaron piedras y bombas incendiarias a los asistentes. La mayoría de los fallecidos perdieron la vida por disparos o aplastamiento. Los militares trataron de evitar que las cámaras de televisión filmaran a los tanques atropellando a los manifestantes, pero los vídeos grabados con teléfonos móviles llegaron igualmente a la Red.

Los cristianos coptos son una minoría de apenas el 10% en Egipto y se encuentran discriminados en casi todos los ámbitos sociales. No se les permite construir templos y suelen tener dificultades para obtener puestos importantes. El caso del Maspero tuvo un efecto devastador en los egipcios, que interpretaron la mano dura del Ejército como una advertencia a todos los que tratasen de llevar sus protestas a la calle. Además, el papel de la televisión pública, que ofreció imágenes sesgadas e instó a los buenos musulmanes a salir a la calle a defender a los militares, sirvió para encender los ánimos.

Los cristianos coptos son apenas el 10% de la población egipcia y se hallan discriminados en todos los ámbitos

Más de un mes después, los sucesos del Maspero siguen generando polémica y protestas. Hace dos días Human Rights Watch reclamaba la liberación de Alaa Abdel Fatah, uno de los blogueros más prestigiosos de Egipto, que permanece bajo arresto después de que se le intentara relacionar con los disturbios y se negara a declarar ante un tribunal militar. “En lugar de identificar a los miembros de las Fuerzas Armadas que conducían los vehículos militares que aplastaron a trece manifestantes coptos, el fiscal militar persigue a los activistas que organizaron la marcha”, señalaba Sarah Leah Whitson, responsable de HRW para Oriente Medio y el norte de África.

“La detención de Abdel Fatah es un esfuerzo evidente de centrarse en uno de los mayores críticos de los militares. Estos actos de la fiscalía no hacen sino arraigar aún más la impunidad de los militares al no fomentar la confianza pública de que habrá una investigación transparente de los responsables de la muerte”. “Estos cargos presentados sin pruebas en contra de uno de los activistas más reconocidos del país son un reflejo del deseo de los militares de silenciar a sus críticos”, concluía Leah.

Un hombre arroja un bote de gas lacrimógeno a la policía. ampliar foto
Un hombre arroja un bote de gas lacrimógeno a la policía. AFP

Los fiscales militares han convocado al menos a siete personas (cinco activistas y dos sacerdotes) para ser interrogados sobre las acusaciones de haber incitado a la manifestación y de atacar a los militares.

Egipto empezará a celebrar las primeras elecciones democráticas tras la caída de Mubarak el próximo 28 de noviembre. Desde la caída del rais, 12.400 civiles han sido juzgados en tribunales militares.

Más información