Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polonia reabre la investigación sobre los crímenes de los nazis en Auschwitz

El objetivo del Instituto de la Memoria Nacional es localizar a los responsables del exterminio de más de un millón de personas en el campo de concentración y juzgarles por crímenes de guerra

Algunos de los 600 niños supervivientes de Auschwitz muestran los números de identificación tatuados en sus brazos el día de su liberación.
Algunos de los 600 niños supervivientes de Auschwitz muestran los números de identificación tatuados en sus brazos el día de su liberación.

Polonia ha reabierto la investigación sobre los crímenes cometidos por los nazis en el campo de concentración de Auschwitz, donde más de un millón de personas fueron asesinadas durante la II Guerra Mundial. El objetivo del Instituto de la Memoria Nacional (IPN, por sus siglas en polaco) es localizar a los responsables del exterminio en Auschwitz y, en caso de que sea posible, juzgarles por crímenes contra el país.

"No hemos descartado la posibilidad de encontrar viva a alguna de las personas que trabajaron en el campo de concentración de Auschwitz", ha dicho Piotr Piatek, director del IPN, en declaraciones a la agencia de noticias PAP. El responsable del organismo no ha aclarado si esta investigación incluirá también otros campos operados por los nazis en la Polonia ocupada, como Treblinka y Sobibor.

El IPN es la institución encargada de investigar los crímenes de la era nazi y de la era soviética, así como de perseguir a sus responsables.

Polonia lanzó varias investigaciones para cazar a criminales de guerra nazis en los sesenta y los setenta, pero las cerró en los ochenta sin haber realizado ninguna acusación por las dificultades para interrogar a sus responsables y testigos en el extranjero durante la era de dominación soviética.

Según cifras oficiales, más de 1,5 millones de personas fueron exterminadas en Auschwitz, la mayoría polacos (judíos y no judíos). El campo está ubicado en los alrededores de la ciudad de Cracovia, en el sur de Polonia.

La Asociación Americana de Supervivientes del Holocausto y sus descendintes ha celebrado la decisión adoptada por el IPN, al considerar que "no es solo una cuestión de justicia", ya que también "servirá a la educación y la memoria". "Damos la bienvenida los esfuerzos por llevar tardíamente ante la justicia y la opinión pública a los responsables de los monstruosos crímenes nazis infligidos en la conciencia del mundo hace más de medio siglo", ha dicho Elan Steinberg, perteneciente a dicha asociación.

La decisión se produce poco después de que los investigadores de los crímenes de guerra de Alemania decidieran reabrir los casos contra posibles colaboradores en el genocidio.

 

Más información