Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PS francés recibe con alivio la exoneración de DSK

Los socialistas se interrogan por su futuro papel a un mes de las primarias

La primera secretaria del Partido Socialista francés, Martine Aubry, ha liderado hoy el baile de celebraciones por el abandono de los cargos contra Dominique Strauss-Kahn, que antes de su detención se perfilaba como su candidato a las legislativas del año que viene. Aubry ha hablado de "alivio", mientras otros compañeros se preguntan ya por el futuro papel político del exdirigente del Fondo Monetario Internacional, a algo más de un mes de las primarias socialistas.

"Para mí es un alivio inmenso", ha declarado Aubry; "estoy muy contenta por Dominique Strauss-Kahn y Anne Sinclair". La líder socialista y una de las principales candidatas a las primarias de octubre se ha mantenido en contacto casi diario con la pareja desde que estalló el escándalo. "Espero que esto nos llevará también a respetar la palabra de Dominique Strauss-Kahn, a dejarle hacer más, es decir, a volver a vivir normalmente y expresarse en el momento en que lo decida", ha comentado. Aubry dejaba abierta la puerta para un regreso político de DSK, una posibilidad que, aun difícil, parece estar en la mente de todos.

"Hay que dejarle respirar, dejarle tranquilo", ha declarado por su parte Ségolène Royal, para quien DSK puede pasar página mientras que los "socialistas siguen ahora trabajando". François Hollande, principal rival de Aubry en las primarias, ha destacado que las competencias económicas de DSK "podrán ser útiles para el país".

Las reacciones no se han limitado al bando socialista. Jean-François Coppé, secretario general del partido conservador de Nicolas Sarkozy, también se ha mostrado "contento por DSK, dado que sufrió una prueba judicial especialmente dura".

La reacción más tajante ha sido la de la diputada y exministra comunista Marie-George Buffet, para quien se trata de "una mala noticia para la justicia y las mujeres".