_
_
_
_

Tres años de escándalos en la política francesa

La investigación a Christine Lagarde es el último terremoto que sacude las filas de los dos principales partidos políticos

Estos son los principales escándalos que han salpicado la política francesa en los últimos años:

Octubre 2009: Varios miembros de la oposición piden la dimisión del ministro de Cultura francés, Frédéric Mitterrand, símbolo de la apertura del presidente Nicolas Sarkozy hacia la izquierda y sobrino del antiguo presidente François Mitterrand. El titular de Cultura está acusado de haber pagado para mantener relaciones sexuales con menores durante un viaje a Bangkok, como él mismo relata en un libro autobiográfico publicado en 2005.

Marzo 2010: Jacques Mahéas, senador y actual alcalde de la pequeña localidad de Neuilly-sur-Marne, al este de París, es condenado por agresión sexual contra una funcionaria municipal. En una entrevista ofrecida al diario Le monde, Mahéas declara que es víctima de un compló y vuelve a remarcar su inocencia, acusando a su vez a la empleada de chantaje.

Más información
"El país se arriesga a una nueva humillación"
Strauss-Kahn queda en libertad
La vuelta de DSK agita a los socialistas

Julio 2010: El secretario de Estado para el Gran París (el conjunto de la aglomeración parisiense y de la región de Ile de France de la que forma parte), Christian Blanc, y el de Cooperación, Alain Joyandet, se ven obligados a abandonar sus puestos por utilizar fondos públicos de forma indebida. Según el diario satírico Le Canard Echainé, el secretario de Estado gastó 12.000 euros del erario público en 2009 exclusivamente en puros.

Noviembre 2010: Le toca el turno al ministro de Trabajo, Eric Woerth, salpicado de pleno por el caso Bettencourt por presunto conflicto de intereses en el marco de la investigación abierta por las escuchas ilegales realizadas en el domicilio de la propietaria de l'Oréal, Liliane Bettencourt, la mujer más rica de Francia. El ministro está acusado de haber usado su influencia para que el gestor de la fortuna de Bettencourt, Patrice de Maistre, contratara como asesora financiera a su esposa, Florence Woerth, cuando él era titular de Presupuesto y Cuentas Públicas, puesto que ocupó entre mayo de 2007 y marzo de 2010.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Febrero 2011: La titular de Asuntos Exteriores, Michèle Alliot-Marie, renuncia a su cargo tras semanas de polémica por su desastrosa gestión de la crisis tunecina y por sus vacaciones en ese país pagadas por allegados del régimen del presidente derrocado Zine el Abidine Ben Ali.

Mayo 2011: Dominique Strauss-Kahn, el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y exministro de Economía, es detenido en Nueva York acusado de intento de violación a una limpiadora de un hotel de Manhattan. La escritora y periodista francesa, Tristane Banon, acusa también a DSK de haber querido forzarla sexualmente, cuando aún se encontraba al mando de la cartera de Economía, en 2003.

Dos exempleadas acusan al secretario de Estado de Función Pública, Georges Tron, de acosarlas sexualmente cuando trabajaban con él en el Ayuntamiento de Draveil (a 25 kilómetros de París), con la excusa de darles un masaje en los pies. Tron, empujado por El Elíseo, dimite.

A lo largo del mismo mes, el exministro de Educación Luc Ferry asegura en una comparecencia televisada que un exministro francés había participado hace años en una orgía con menores en Marruecos y fue incluso atrapado por la policía, que le liberó poco después. Aunque Ferry no facilite nombres, la Fiscalía francesa decide abrir una investigación.

Agosto 2011: El Tribunal de la República abre una investigación sobre la exministra de Economía y actual directora del FMI, Christine Lagarde, por abuso de poder y complicidad en desvío de fondos públicos en la contienda entre el magnate Bernard Tapie y el banco Crédit Lyonnais, que en aquel entonces pertenecía al Estado.

Septiembre 2011: Jaques Chirac, expresidente de la República francesa, se sentará en el banquillo de los acusados por distintos delitos de corrupción supuestamente cometidos en su etapa de alcalde de París (1977-1995). A Chirac se le imputa el arbitrar y consentir un sistema por el cual una treintena de empleados de su partido de entonces, el RPR, se beneficiaban de un sueldo mensual pagado enteramente por el Ayuntamiento de París sin que ninguno ejerciera la más mínima actividad municipal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_