Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Escándalo en Reino Unido

Rebekah Brooks admite que usaron detectives privados

La exdirectora de 'News of the World' y exdirectiva de Murdoch comparece ante una comisión parlamentaria.- Dirigió el tabloide sensacionalista cuando fue interceptado el buzón de una menor secuestrada y asesinada

Así lo hemos contado en directo.

La ex consejera delegada de News International Rebekah Brooks ha admitido ante la Comisión de Cultura del Parlamento británico que durante el tiempo en el que estuvo a los mandos de News of the World (NoW), el tabloide utilizó detectives privados. Brooks, que fue detenida el domingo para ser interrogada por la trama de escuchas telefónicas, dirigía NoW en 2002 cuando el buzón del móvil de la menor Milly Dowler, secuestrada y asesinada, fue interceptado precisamente por un detective privado. Esta revelación, firmada por The Guardian hace unas semanas, desencadenó el escándalo en Reino Unido.

Brooks, que ha comparecido unos minutos después de que lo hicieran Rupert Murdoch y su hijo James -esta vez sin audiencia debido al intento de agresión sufrido por Murdoch padre-, ha explicado que la contratación de detectives privados era una práctica común en la prensa británica en los años noventa y que solo cambió con la reforma de las leyes de protección de datos. Al igual que los Murdoch, la periodista ha pedido disculpas por los pinchazos telefónicos que ordenó News of the World.

Y a imagen y semejanza de la actitud mantenida por padre e hijo durante su comparecencia, Brooks ha despejado balones preguntada por su conocimiento sobre la trama. La exjefa de NoW ha negado que discutiera pago alguno con los detectives privados, y ha defendido que ahora sabe "muchas cosas que no sabía hace seis meses". Brooks ha asegurado ante los parlamentarios que News International actuó "rápidamente y con decisión" ante una trama "repugnante". La periodista ha aclarado que las investigaciones internas abiertas por acusaciones de espionaje habían dado hasta ahora resultado negativo, y que solo tras la denuncia de la actriz Sienna Miller fue consciente de la "severidad de la situación".

Entre las cosas que, según defiende, también desconocía estaba el seguimiento que el detective Glenn Mulcaire hizo en 2002 a Milly Dowler, según la información publicada por The Guardian. Brooks ha negado haber conocido a Mulcaire y ha asegurado que él puede decir lo mismo sobre ella. Preguntada sobre si se arrepiente de algo, la mano derecha de los Murdoch en Reino Unido ha respondido que lamenta el pinchazo a Dowler, un hecho que ha calificado de "terrible" y "espantoso". No obstante, Brooks ha señalado que si alguien en NoW supo sobre ese seguimiento es algo que la investigación actual tiene que averiguar.

Junto a las malas prácticas de la prensa, la Cámara de los Comunes investiga los lazos que han unidio a la policía y los reporteros para llevarlas a cabo. "Nunca he pagado a la policía yo misma y nunca he aprobado que se pague a la policía", ha sostenido Brooks durante su comparecencia. La exdirectiva de News International ha aclarado también que durante el mandato del actual primer ministro, David Cameron, no ha pisado Downing Street, pero sí lo hizo de "forma regular" con Tony Blair y Gordon Brown como inquilinos.