Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Scotland Yard investiga la destrucción de millones de emails de News International

BSkyB se hunde en bolsa ante el temor de que Murdoch no pueda comprarla

Scotland Yard investiga la posible destrucción deliberada de millones de correos electrónicos de News International, la editora de News of The World y empresa madre del imperio mediático de Rupert Murdoch en Reino Unido, según ha asegurado el diario The Guardian citando fuentes legales cercanas a la operación policial.

La crisis del News of The World empezó ayer a adquirir tintes dramáticos para el magnate australiano. Las acciones de News Corporation, la empresa matriz de su imperio mediático, cayeron hasta un 5% en Nueva York y las de BSkyB se desplomaron casi un 8% en Londres ante el temor de que Murdoch no pueda hacerse finalmente con el 100% del capital de la plataforma de televisión vía satélite británica.

El cierre del News of The World tenía como objetivo principal atajar la crisis y evitar que esta se extendiera al resto del grupo e impedir sobre todo que acabara afectando a la operación de BSkyB, considerada esencial para consolidar el negocio televisivo del grupo.

Sin embargo, el Gobierno británico cedió ayer a las presiones políticas y mediáticas y aceptó dejar en suspenso su decisión final sobre si autoriza o no que Murdoch, que controla ya casi el 40% de BSkyB, se quede con el 100% de la compañía. El Gobierno alega que necesita tiempo para estudiar las decenas de miles de alegaciones recibidas en los últimos días.

Eso ya se esperaba. El problema para Murdoch es que el ministro de Educación, Jeremy Hunt, de quien depende oficialmente la luz verde definitiva a la operación, ha declarado que "consultará con Ofcom y con la Oficina de Libre Comercio antes de tomar una decisión". Y Ofcom, el regulador que vela por la limpieza del sector de las telecomunicaciones, ha expresado sus dudas sobre la capacidad de News International para asumir el control total de BSkyB si durante años no ha sido capaz de controlar lo que ocurría en el News of The World, según varios medios británicos, incluida la BBC. La posibilidad de que la decisión final quede en manos de Ofcom y no en las de un ministro, es lo que ha consolidado la posibilidad de que a última hora descarrilen los planes de Murdoch.

La posición del grupo se podría debilitar aún más si se confirman las informaciones difundidas por la edición electrónica del Guardian, el periódico que llevaba dos años denunciando que la escuchas ilegales del tabloide de Murdoch no eran un caso aislado sino una operación sistemática y conocida por los altos cargos del tabloide.

Según The Guardian, directivos de News International han borrado en dos tandas millones de correos electrónicos con las comunicaciones entre altos cargos de la redacción, redactores y personas de fuera del diario, incluidos investigadores privados. Estos correos se remontarían a 2005. La compañía había asegurado meses atrás que gran parte de estos archivos se habían perdido. Ahora se cree que no se perdieron: fueron eliminados en dos operaciones de borrado, una de ellas justo antes de que News International entregara en enero pasado los documentos que precipitaron la reapertura del caso. Según The Guardian, el archivo original ocupaba un espacio informático equivalente a 500 veces la Enciclopedia Británica.

De confirmarse que esa información fue eliminada de forma deliberada, podría constituir un delito de obstrucción a la investigación policial y echaría por tierra las afirmaciones de News International de que está colaborando con Scotland Yard a todos los niveles.

La polémica consejera delegada de News International, Rebekah Brooks, compareció ayer de nuevo ante los trabajadores del News of The World. Brooks aseguró que el grupo cubrirá las bajas que tenga con trabajadores que hasta ahora estaban empleados en el diario, que publicará el domingo su última edición. Los que no puedan ser recolocados seguirán cobrando el salario durante los próximos tres meses.

La consejera delegada de News International, cuya permanencia en ese cargo ha sido cuestionada incluso por el primer ministro David Cameron, aseguró que aún no se ha tomado ninguna decisión sobre como cubrir el espacio que deja News of The World en el mercado dominical. Pero la compañía ha registrado ya dos nombres comerciales que parecen confirmar que tarde o temprano The Sun pasará a tener una edición dominical.