Mladic se encara con el tribunal de La Haya

El exgeneral serbobosnio no acepta el abogado de oficio y ha sido expulsado de la sala por interrumpir la audiencia.- Los jueces han considerado que Mladic se declara inocente para poder seguir con el juicio.- No hay fecha para una nueva vista

La segunda comparecencia de Ratko Mladic ante la justicia internacional ha concluido con su expulsión de la sala por alterar el orden. El exgeneral serbobosnio no acepta a su abogado de oficio y asegura que el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), "pisotea sus derechos humanos". La audiencia estaba convocada para ver si se declara inocente o culpable de los cargos de genocidio y crímenes de guerra y contra la humanidad que se le imputan. En pocos minutos, sin embargo, se ha convertido un choque verbal con el presidente de la sala, Alphons Orie.

La rebeldía de Mladic ha sido tal, que ha terminado por ser devuelto a su celda. El juez, entonces, ha dado por hecho que el acusado se declaraba inocente para que el juicio pueda continuar. Dicho procedimiento es similar al de cualquier otra corte. La presunción de inocencia es esencial y se mantiene hasta que los fiscales demuestran la culpabilidad del reo. En este caso, la actitud de Mladic ha provocado un retraso evidente. La sesión se ha levantado sin fecha concreta para su reanudación.

Más información
Mladic en La Haya: "He defendido a mi gente y a mi país"
Detenido el exgeneral serbobosnio Ratko Mladic, principal acusado del genocidio en los Balcanes
El genocida de Srebrenica
Mladic padece un cáncer linfático, según su abogado
El rastro del exterminador
El proceso de Ratko Mladic
Holanda hace justicia con las víctimas de Srebrenica

Enfadado porque la elección de un abogado de su gusto se retrasa (la secretaría del TPIY ha pedido una prórroga para comprobar la identidad y cualificación de los candidatos propuestos por el acusado), Mladic ha escenificado con celo su protesta. Primero se ha quitado a regañadientes la gorra militar que llevaba. Luego ha levantado los pulgares en señal de triunfo mirando hacia la galería del público. Al final, ha retado abiertamente al juez Orie.

"¿Qué clase de tribunal es este que me impide tener un defensor de mi elección. Quiero que venga mi hijo, el abogado Milos Saljic (que representa a su familia en Belgrado) y otro colega ruso", ha dicho Mladic molesto. "Tiene usted un letrado de oficio y la posibilidad de contar con otros en cuanto aclaremos su competencia profesional", le ha respondido el magistrado. "No pienso escuchar uno solo de los cargos en mi contra que pretende leerme ¿Quién se cree usted? No me deja respirar", ha seguido diciendo el antiguo militar, quitándose los auriculares con los que escucha la traducción al serbio del proceso.

"Deduzco que no va a querer declararse inocente o culpable. Pero le recuerdo que la sala puede hacer, en nombre suyo, una declaración de inocencia, y continuar con el juicio", ha advertido sin perder la calma Alphons Orie. Llegados a ese punto, el diálogo parecía más un careo entre el acusado y el juez, que una sesión de procedimiento crucial para el futuro del juicio. "No, no, no. No pienso seguir aquí", anunció entonces Mladic, levantándose. Al ver que empezaba a dar voces dirigiéndose al público, Orie ha ordenado que le echaran de la sala y ha levantado la sesión durante unos minutos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Poco después, y ya con el banquillo de los acusados vacío, el juez ha leído los cargos presentado contra Mladic por la fiscalía. Son 11 reunidos en tres bloques: genocidio (por Srebrenica) y crímenes de guerra y contra la humanidad. Estos últimos incluyen desde persecución, asesinato y deportaciones, hasta ataques ilegales contra la población civil y toma de rehenes. En todos los casos, la acusación considera a Mladic "responsable a título individual y como superior", dado que comandaba el Ejército serbobosnio durante la guerra de Bosnia. Aleksander Aleksic, el letrado de oficio asignado de momento a Mladic, ha pedido que le releven de su puesto si el acusado continúa rechazando su ayuda.

Mladic fue arrestado en mayo pasado tras permanecer 16 años escapado de la justicia internacional. El 3 de junio compareció por vez primera ante el TPIY para confirmar su identidad. La fiscalía, que no ha podido intervenir hoy, ha condensado el pliego acusatorio para evitar mayores retrasos. En esencia, considera a Mladic responsable de haber ordenado los crímenes en su calidad de jefe supremo de las tropas serbias de Bosnia. Radovan Karadzic, ex líder serbobosnio también a juicio ante el Tribunal, habría sido el ideólogo de la limpieza étnica. Su plan conjunto era lograr una Gran Serbia libre de otras comunidades.

Serbia tramitó en junio la extradición de Mladic con gran rapidez. Ahora espera que su presencia en La Haya (sede del TPIY) acelere las negociaciones para su posible entrada en la UE.

Maldic se dirige al tribunal durante la vista
Maldic se dirige al tribunal durante la vistaAP
El comandante del ejército serbobosnio, general Ratko Mladic, en una imagen de febrero de 1994.
El comandante del ejército serbobosnio, general Ratko Mladic, en una imagen de febrero de 1994.AFP/ PASCAL GUYOT

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS