Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Strauss-Kahn se declara inocente ante el juez

El exdirector gerente del FMI ha comparecido hoy ante el Tribunal Penal de Nueva York

El exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn se ha declarado hoy inocente ("no culpable", han sido sus palabras) de los cargos por agresión sexual de los que se le acusa, informa Sandro Pozzi. Strauss-Kahn ha acudido hoy a declarar por primera vez ante el tribunal penal de Nueva York, en el proceso judicial que se sigue contra él, acusado de crímenes sexuales contra una camarera de hotel de esta ciudad estadounidense. La declaración ha venido precedida de la lectura formal del acta de acusación, establecida sobre la base del veredicto de un Gran Jurado y que consta de siete cargos (entre los que destaca intento de violación, agresión sexual y secuestro) que podrían suponer, en caso de ser declarado culpable, 74 años de prisión. La próxima vista será el 18 de julio.

Strauss-Kahn, de 62 años de edad y casado con la periodista de televisión Anne Sinclair, fue detenido el pasado 14 de mayo, cuando se le hizo descender de un avión en el que pretendía volar hasta París, por la denuncia de una camarera del hotel en el que se alojaba, que le acusó de haberle agredido e intentado violarle. Tras la detención, Strauss-Kahn pasó seis noches en prisión preventiva, hasta que se aprobó su libertad vigilada, precedida por una fianza de un millón de dólares (además de un depósito de garantía de otros cinco millones) y arresto domiciliario en un lujoso apartamento de 600 metros cuadrados en el sur de Manhattan. De este apartamento solamente ha salido en dos ocasiones, una de ellas para reunirse con su abogado en la oficina de este.

En la carta de dimisión que presentó en el FMI, enviada el 19 de mayo, Strauss-Kahn rechaza "con la mayor contundencia" las acusaciones de intento de violación y agresión sexual. "Confío en que la verdad prevalecerá y seré exonerado", explicaba su carta, además de afirmar que dimitía para no perjudicar a la institución en la que trabajaba. La contundencia del político socialista francés contrasta con las pruebas encontradas en su contra, entre otras, la presencia de su ADN en la falda de la camarera que le acusa.

La declaración de inocencia del exdirector gerente del FMI significa el inicio de un juicio el próximo mes, en el que tendría que enfrentarse a la presunta víctima, una joven de 32 años y origen guineano, que tendrá que declarar como principal testigo de la acusación.

Benjamin Brafman, uno de los abogados que representa al acusado, dijo en una entrevista difundida ayer en la cadena de televisión francesa M6 que su defendido será declarado inocente después del juicio. "No quiero entrar en detalles en este momento, pero estoy confiado, no pienso en absoluto que Strauss - Kahn sea culpable de los hechos que se le imputan, y puedo predecir que será puesto en libertad", ha dicho.

A lo largo del día de ayer, un impresionante dispositivo de fotógrafos, cámaras de televisión y otros periodistas, sobre todo franceses, se han apostado delante del número 135 de Franklin Street, donde se encuentra la lujosa mansión de Strauss - Kahn, y delante del tribunal penal situado en el 100 de Centre Street. Los reporteros están pendientes de todas las entradas y salidas, fundamentalmente las de la mujer del acusado, Anne Sinclair, y de las dos hijas de Strauss - Kahn, Camille y Vanessa.