La justicia de Egipto disuelve el partido de Mubarak

Esta era una de las principales demandas de los manifestantes de la Revolución del 25 de enero

El Tribunal Supremo Administrativo del Cairo ha ordenado hoy la disolución del Partido Nacional Democrático (PND), dirigido por el expresidente Hosni Mubarak, que renunció al poder el pasado 11 de febrero presionado por un levantamiento popular que había estallado 18 días antes. Además, ha acordado la incautación de todos sus fondos, sedes y edificios, que pasarán a ser propiedad del Estado. La disolución del PND era una de las principales demandas de los manifestantes de la Revolución del 25 de enero. El odio popular hacia este partido quedó plasmado durante la rebelión popular con la quema de su sede principal, situada en el centro de El Cairo.

El Partido Nacional Democrático (PND) fue creado en 1978 y dirigido por el entonces presidente Anuar al Sadat, que ese año promulgó una ley para permitir la formación de agrupaciones políticas en el país, prohibidas desde enero de 1953, un año después del triunfo del golpe de estado encabezado por Gamal Abdel Naser.

Más información
El escenario de las revueltas en El Cairo
La fiscalía egipcia detiene a Mubarak por corrupción y abuso de poder
Las autoridades egipcias prorrogan 15 días más la detención de Mubarak

Desde su creación, la estructura del omnímodo PND se confundió con la del Estado y su presencia se impuso en todas las instituciones del país favorecido por unas leyes que constreñían las actividades del resto de agrupaciones. Asimismo, entre acusaciones de fraude, arrasó en todas las elecciones parlamentarias celebradas desde su creación, la última en noviembre-diciembre de 2010, en la que se hizo con más de un 80% de los escaños.

Esta situación, que se prolongó hasta la renuncia de Mubarak, ha dejado al país huérfano de formaciones políticas con base popular. La organización islámica de los Hermanos Musulmanes, desde la semiclandestinidad, se ha convertido en la mayor fuerza de la oposición.

La junta militar que dirige el país desde el 11 de febrero promulgó el pasado 28 de marzo una nueva ley de partidos políticos sin las restriccones impuestas por el régimen anterior para permitir el surgimiento de nuevas agrupaciones ante las próximas elecciones parlamentarias, previstas para septiembre.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Por otra parte, tras la caída del anterior régimen se ha abierto un proceso judicial que hasta ahora ha llevado a la cárcel a los principales responsables del PND, desde su presidente Hosni Mubarak hasta el hijo de este Gamal, número tres de la formación, pasando por su secretario general Shafuat al Sherif o el secretario de organización Ahmed Ezz.

Los dirigentes del PND que no están siendo investigados por la fiscalía por casos de corrupción, previendo esta situación, anunciaron la semana pasada la creación del Nuevo Partido Nacional. Eligieron como presidente del partido al exdiputado opositor y sobrino de Anuar al Sadat, Talat al Sadat, que prometió limpiar de corruptos las filas de Nuevo Partido Nacional.

Imagen de archivo de unos carteles electorales de Mubarak en las elecciones presidenciales de Egipto de 1999, en las que su partido fue el único que se presentó.
Imagen de archivo de unos carteles electorales de Mubarak en las elecciones presidenciales de Egipto de 1999, en las que su partido fue el único que se presentó.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS