Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España acogerá entre 75 y 100 refugiados llegados a Malta

Italia queda aislada en su intención de repartir por la UE a los inmigrantes tunecinos llegados a su territorio

Ambiente de tensión entre los ministros de Interior de la Unión Europea, que debaten en Luxemburgo la posibilidad de repartir los miles de refugiados tunecinos (unos 23.000) que han escapado de la represión de su país y han llegado a suelo comunitario, sobre todo a Italia, a tavés de la isla de Lampedusa y Malta. Italia pretende que los países miembros sean solidarios y se repartan la acogida de los miles de inmigrantes, pero se ha quedado aislada en su propósito. Alemania y Francia ya han manifestado su oposición frontal.

Ante la división en el seno de la Unión, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, viajará mañana a Túnez para reunirse con las autoridades provisionales y tratar la cuestión de la inmigración ilegal que divide a la Unión, según informa France Presse.

El Gobierno italiano ha señalado su propósito de otorgar a los inmigrantes un permiso de residencia provisional de un año para que puedan desplazarse por la zona Schengen. Ante el anuncio, Berlín y París ya han respondido que no los admitirán en sus territorios. Aducen que es Túnez el país que debe acoger de nuevo a sus nacionales.

El vicepresidente primero y ministro español del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha mostrado hoy en contra de que se active la directiva de 2001 de acogimiento temporal que permitiría a los 20.000 norteafricanos que han llegado a Italia y Malta en las últimas semanas permanecer durante un año en la UE. No obstante, Rubalcaba ha adelantado que España sí acogerá a entre "75 y 100" refugiados libios y subsaharianos que llegaron a Malta con el fin de ayudar a esta pequeña isla, informa Efe. El vicepresidente ha explicado que la situación es "muy distinta" en Malta y en Italia.

"El grueso de los casi mil inmigrantes de Malta provienen de Libia y tienen derecho a asilo en Europa", ha señalado el ministro, que ha explicado que en cambio la mayoría de los llegados a Italia son inmigrantes ilegales procedentes de Túnez. España es uno de la docena de países que acogerá a los refugiados en Malta.

"Goteo constante

Mientras tanto, la llega de inmigrantes no cesa. Ayer, dos embarcaciones con 98 y 128 pasajeros llegaron de noche a la isla de Lampedusa, lo que eleva a 1.500 el número de inmigrantes en la pequeña isla italiana. La comisaria de Interior, Cecilia Malmström, apeló por carta a la "solidaridad" de los gobiernos nacionales ante la "fuerte presión" migratoria que sufren sobre los dos países mediterráneos. Las situaciones en Malta y Lampedusa, sin embargo, "no son comparables", según fuentes diplomáticas que explican que las personas llegadas a la isla italiana son en su mayoría inmigrantes irregulares que han dejado Túnez por razones económicas.

Los ministros adoptarán un texto de conclusiones sobre la situación en los países vecinos al sur del Mediterráneo tras las revueltas en Túnez, Egipto y Libia y que destacará el apoyo humanitario de la Unión Europea a los desplazados, pero también apuntarán la necesidad de cooperar con estos países para controlar los flujos migratorios.

En su carta remitida a principios de mes a los Estados miembros, la comisaria aludía al riesgo de que aumente el flujo de migrantes que huyen de la región norteafricana y apostaba por reforzar los medios y recursos disponibles para la agencia Frontex, que gestiona las fronteras exteriores y ha desplegado una misión en Lampedusa. Además, llamaba a la "solidaridad" de los Estados miembros para recibir a los refugiados que escapan del conflicto y plantea la posibilidad de apoyar con fondos comunitarios a quienes acepten acoger a algunos de estos migrantes.

La Unión Europea no ha activado nuncala directiva 2001y, según fuentes diplomáticas, tiene pocas opciones de prosperar esta vez porque pese al apoyo de Italia y Grecia a Malta, hay un "buen número" de países que se han pronunciado "claramente en contra".

España, por su parte, no tiene una opinión clara a la espera de una propuesta concreta sobre el número y condiciones de la acogida, han explicado fuentes diplomáticas. Mientras, Italia ha comenzado ya a otorgar de manera unilateral permisos de residencia temporales a los miles de inmigrantes llegados a sus costas desde la región norteafricana en los últimos meses. Esta medida podría facilitar el desplazamiento de los refugiados por la zona Schengen, lo que ha provocado fuertes tensiones entre París y Roma. Berlín también ha expresado su malestar por estos permisos y prevé plantear la cuestión en la reunión.