Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Perú celebra las elecciones más reñidas en décadas

El nacionalista Ollanta Humala se aleja en las encuestas, aunque es prácticamente un hecho que habrá segunda vuelta

Los candidatos a la presidencia de Perú (Izq. a Der.): Ollanta Humala, Keiko Fujimori, Pedro Pablo Kuczynski y Alejandro Toledo
Los candidatos a la presidencia de Perú (Izq. a Der.): Ollanta Humala, Keiko Fujimori, Pedro Pablo Kuczynski y Alejandro Toledo REUTERS

Los casi 20 millones de peruanos convocados a las elecciones presidenciales de este domingo están divididos entre quienes quieren la continuidad de un modelo que ha disparado la economía desde los noventa y que mejor engrasado beneficiará a un mayor número de gente; y los que están cansados de esperar y creen que el país necesita una vuelta de tuerca radical porque sino la riqueza seguirá mal repartida.

Las urnas abrirán mañana a las ocho de la mañana para elegir al sucesor del presidente Alan García. Además de la presidencia, se escogerán dos vicepresidentes, 130 legisladores y 15 representantes del Parlamento Andino. Son unos comicios que se presentan como los más reñidos de las últimas décadas con cuatro candidatos que se han peleado las preferencias en una dura campaña llena de acusaciones y golpes bajos.

El candidato nacionalista Ollanta Humala, primero en las encuestas para pasar en la primera vuelta, según los últimos sondeos, concentra ese voto de hastío y protesta, mientras que el expresidente Alejandro Toledo y el que fuera su ministro de Economía, Pedro Pablo Kuczynsiki (PPK) representan al votante que teme que Humala haga retroceder dos décadas al país. En el medio aparece Keiko Fujimori, la hija del exmandatario Alberto Fujimori, preso por crímenes contra la humanidad. "Solo si gana Keiko estamos ante una catástrofe", dice el reputado analista Julio Cotler, "porque significaría una vergüenza para el Perú".

Una encuesta Ipsos Apoyo, divulgada el jueves, coloca a Humala a la cabeza con el 27,2% de las intenciones de voto. Fujimori aparece de segunda con el 20,5% de las preferencias. En tercer lugar se ubica Toledo con el 18,5%, seguido muy de cerca de Kuczynski con 18,1%. Pero nada está dicho en Perú, donde muchos de los votantes toman su decisión a última hora. En Perú el voto es obligatorio y quien no lo ejerza está sujeto a multas .

Las elecciones peruanas son también clave para Suramérica porque otra vez aparece la rivalidad entre el modelo más de izquierda radical encabezado por la Venezuela de Hugo Chávez y la Bolivia de Evo Morales, y el bloque que va desde el libre mercado de Chile y Colombia hasta la socialdemocracia de Brasil y Uruguay. Con la propuesta chavista en crisis -Venezuela está en recesión y en Bolivia arrecian estos días las protestas de los sectores sociales antaño afines al Gobierno-, Humala ha dado un vuelco a su discurso ultranacionalista de la campaña de 2006 y se postula como el Lula peruano. Para reforzar esa imagen, el expresidente brasileño le envió asesores y le recomendó la inclusión de políticos de izquierda moderada en las listas del movimiento Gana Perú, antes llamado Partido Nacionalista Peruano.

Suavizado el discurso de Humala, ningún candidato propone un cambio radical del modelo económico, fundamentalmente sostenido por las exportaciones minerales y una política abierta a las inversiones extranjeras. El mercado internacional ha seguido muy de cerca el proceso porque aunque Perú no es de las economías más grandes del continente, sí es el segundo mayor exportador de cobre, el primero de plata y el quinto de oro del mundo.

El cobre no es tan determinante como el petróleo para la economía mundial, pero no es baladí teniendo en cuenta sus infinitas aplicaciones, sobre todo en tecnología. Durante semanas se ha especulado con que la victoria de Humala acarreará la nacionalización del sector minero y que esto, unido a las revueltas de Oriente Próximo, añadirá volatilidad al mercado de materias primas y, por ende, a la economía global.

Ya que ninguno de los candidatos se acerca al ansiado 50% requerido por las leyes peruanas para proclamarse ganador el domingo, será necesaria una segunda vuelta prevista para el 5 de junio.

Voto peruano en España

Casi 124.000 peruanos que residen en España, cerca de 34.000 en Barcelona, están convocados a participar mañana, domingo, en las elecciones generales y al Parlamento Andino que se celebran en su país, según datos facilitados por la Embajada de Perú.

En total, son 123.931 los votantes peruanos que podrán emitir su sufragio en alguna de las 632 mesas electorales que se instalarán en dieciséis ciudades españolas. La mayoría de electores votará en Madrid (67.836), donde habrá un total de 348 mesas electorales instaladas en el recinto ferial IFEMA, y Barcelona (33.787), con 174 mesas instaladas en el Palau Sant Jordi.

El resto lo hará en Bilbao (3.850), Salamanca (1.488), Las Palmas (682), Málaga (434), Mallorca (1.443), Tenerife (754), Zaragoza (1.483), Tarragona (785), Vigo (1.533), Oviedo (249), Lérida (609), Sevilla (3.638), Almería (579) y Valencia (4.781).

Los centros electorales estarán abiertos entre las 08:00 y las 16:00

horas.

Más información