Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

37 opositores liberados por Cuba llegan a España con sus familias

Los disidentes excarcelados serán trasladados a centros de acogida de Barcelona, Málaga, Cullera y Sigüenza (Guadalajara). Sólo el opositor Orlando Fundora permanecerá en Madrid.

Los 37 excarcelados cubanos y 209 de familiares que han llegado este viernes a Madrid han sido trasladados a Barcelona, Sevilla, Málaga, Cullera y Alzira (Valencia), Sigüenza (Guadalajara), Puente Genil (Córdoba), Torrelavega (Cantabria), Baracaldo (Bilbao) y Valladolid. Los disidentes se hospedarán en centros de acogida de Cruz Roja, ACCEM y CEAR, que son los organismos que coordinan su estancia en España bajo la tutela del Ministerio de Exteriores. "El principal criterio será el de mantener a las familias unidas", ha indicado el vicepresidente de CEAR, Alfredo Abad.

Sólo el opositor Orlando Fundora, el único trasladado del Grupo de los 75 -arrestados durante la oleada represiva de la Primavera Negra de 2003- permanecerá con su esposa en Madrid, según fuentes de la disidencia. Fundora, condenado a 18 años, fue liberado en 2009 por sus problemas de salud y hasta ayer residía en la Isla.

El vuelo charter de la compañía Air Berlin fletado por el Ejecutivo español con los disidentes y sus familiares ha aterrizado a las 7.40 horas de este viernes en la terminal uno del aeropuerto de Barajas. El hermetismo ha marcado la operación. Los pasajeros han sido trasladados directamente al pabellón de autoridades de la terminal, y no a la Sala uno, donde se concentraban los periodistas y por donde han salido el resto de viajeros.

"Se trataba de un operativo muy complejo y convenía manejarlo con discreción", justifican fuentes gubernamentales, que destacan la "importancia" de que el fin de las liberaciones se haya producido antes del inicio del inicio del VI Congreso del Partido Comunista Cubano, una cita crucial que habrá de definir el alcance de las reformas en la isla. La valoración de las liberaciones podría producirse en la próxima reunión entre la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, y su homólogo en la isla, el canciller Bruno Rodríguez.

Exteriores se compromete a conceder a los opositores y a sus familias "ayudas económicas de manutención, alojamiento y asesoramiento", según destaca en una nota el departamento de Jiménez divulgada hoy. El texto da por concluido las excarcelaciones pactadas el 13 de julio entre el régimen de Raúl Castro, el Gobierno y la Iglesia de La Habana.

Fuentes de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CDHRN), que preside Elizardo Sánchez, calcularon durante el proceso de negociación que había 163 presos que podrían ser excarcelados, pero el Ejecutivo de Castro replicó que 30 de ellos estaban inculpados por delitos de terrorismo y, por tanto, no aceptaba ponerlos en libertad.

El número de expresos cubanos en España ascenderá a partir de hoy a 115, acompañados de 647 familiares. Algunos de los excarcelados decidieron fijar su residencia en Estados Unidos, Chile, República Checa y Canadá. Doce se han quedado a vivir en Cuba.

Desde su llegada a España, 231 de los excarcelados y familiares han aceptado el estatus de protección internacional asistida, que supone la concesión del permiso de trabajo y de residencia, y abre la puerta a la obtención de la nacionalidad española a los dos años. El Gobierno también ha concedido (hasta el pasado 30 de marzo) 41 estatutos de asilados políticos a aquellos disidentes que se negaron a aceptar la protección. Uno de ellos, el periodista Ricardo González, que llegó a España en agosto, justificó a este periódico: "Fui perseguido y estuve en la cárcel por mi forma de pensar". González fue delegado en la Isla de la ONG Reporteros sin fronteras. Precisamente, esta organización ha expresado hoy que "toma nota" del "paso importante" que suponen las excarcelaciones de los opositores llegados hoy.

Más información

  • Los disidentes excarcelados serán trasladados a centros de acogida de Barcelona, Málaga, Cullera y Sigüenza (Guadalajara). Sólo el opositor Orlando Fundora permanecerá en Madrid.