Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU levanta las sanciones contra Musa Kusa

La descongelación de cuentas del exministro de Exteriores libio, exiliado en Reino Unido, pretende animar a más aliados de Gadafi a desertar

Estados Unidos ha anunciado el levantamiento de las sanciones contra Musa Kusa, el exministro de Exteriores del régimen libio, para animar a más aliados de Muamar el Gadafi a desertar, según Europa Press.

Musa Kusa tenía congelados sus activos en entidades financieras internacionales y las instituciones bancarias estadounidenses no podían realizar transacciones para él. Con el abandono de Musa Kusa de su cargo a finales del mes de marzo, EE UU considera que ya no es necesario mantener sus bienes paralizados. Además, "la deserción de Kusa y el consecuente levantamiento de las sanciones contra él debería animar a otros dentro del Gobierno libio a adoptar decisiones similares y abandonar el régimen de Gadafi", ha explicado el responsable del Departamento para asuntos de terrorismo y finanzas, David Cohen, en un comunicado en la página web del Tesoro.

La Fiscalía de Escocia quiere interrogar a Musa Kusa sobre el atentado de Lockerbie

En este sentido, ha incidido en que el objetivo de estas medidas es "motivar" a los sancionados para que tomen la "decisión correcta" y se alejen de Gadafi. Cohen ha recordado que las sanciones son preventivas y no pretender ser permanentes.

Washington ha aplicado esta sanción a 13 altos cargos del régimen libio y prevé que la lista vaya creciendo. El Gobierno norteamericano ha congelado más de 33.000 millones de dólares para aumentar la presión contra el régimen de Gadafi y que cese su represión contra el alzamiento que pide su salida. El Tesoro confía en que la capacidad de Gadafi de mantener a sus aliados disminuya conforme no pueda acceder a dinero con el que pagar a mercenarios y adquirir equipos militares, según Europa Press.

Escocia quiere interrogar a Musa Kusa

La Fiscalía de Escocia ha anunciado su intención de interrogar a Musa Kusa "en los próximos días" en relación con el atentado de Lockerbie de 1988, en el que murieron 270 personas. Las autoridades escocesas creen que el exministro de Exteriores creen que podría aportar información militar y diplomática sobre este atentado y otras actuaciones del régimen de Gadafi, ya que fue jefe de los servicios de Inteligencia libios.

El Gobierno escocés fue muy criticado por su decisión de poner en libertad al único condenado por este crimen, el libio Abdel Basset el Megrahi, al que en 2009 se le permitió regresar a su país por padecer un cáncer terminal, aunque todavía sigue vivo.

El presidente del Consejo Nacional Libio, Mustafá Abdul Jalil, exministro de Justicia, ha invitado al abogado británico que representa a víctimas del atentado, Jason McCue, a Bengasi. El líder rebelde asegura tener pruebas que vinculan al régimen de Gadafi con este ataque, informa Europa Press.