Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España intervendrá con cuatro cazas F-18, una fragata F-100, un submarino y un avión de vigilancia marítima

Los cuatro cazas, junto con un avión cisterna, ya han tomado posición en la isla italiana de Cerdeña y estarán operativos este domingo para realizar misiones de patrulla aérea

Personal de tierra trabaja en seis F-16 daneses en la base de la OTAN en Sigonella
Personal de tierra trabaja en seis F-16 daneses en la base de la OTAN en Sigonella ANDREW MEDICHINI (AP)

El Gobierno español participará con un avión cisterna, cuatro cazabombarderos F-18, una fragata F-100 -la Méndez Núñez, la más moderna de la Armada española por su sistema de combate Aegis-, el submarino Tramontana y un avión de vigilancia marítima en la imposición de una zona de exclusión aérea sobre Libia, según ha anunciado este sábado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tras participar en París en la cumbre organizada por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, con 16 países más dispuestos a garantizar la aplicación de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU, que prohíbe a Gadafi el uso de aviones y helicópteros.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha presidido este sábado por la tarde una reunión para coordinar el despliegue. Tras el encuentro, el Ministerio de Defensa ha informado de que los cuatro cazas, pertenecientes al Ala 12 del Ejército del Aire, y el avión de reabastecimiento en vuelo Boeing 707, perteneciente al Grupo 47, salieron ya desde la base aérea de Torrejón y se han posicionado de inicio en la base italiana Decimomannu, al sur de isla de Cerdeña. Estos aviones realizarán misiones de patrulla aérea y estarán operativos este domingo para realizar misiones de patrulla aérea.

Los otros medios, que se destinarán a la misión de embargo de armas, partirán una vez que el mando aliado apruebe la misión. Para ello, el Estado Mayor de la Defensa ha emitido las instrucciones corresponientes para activar la fragataMéndez Núñez, con base en Ferrol, y el submarino S-74 Tramontana, con base en Cartagena, junto con el avión CN-235 de vigilancia marítima.

Además, el Gobierno español ha "autorizado el uso" de las bases de Rota (Cádiz) y Morón de la Frontera (Sevilla) por las fuerzas de EE UU que lo necesiten. En esta última base, según han confirmado a EL PAÍS fuentes militares, ya se han desplegado aviones cisterna para reabastecer en vuelo a los cazas de EE UU. Fuentes militares informan de que serán movilizados entre 400 y 500 soldados españoles, de los que aproximadamente un centenar forman parte de la dotación del Ejército del Aire.

España es partidaria de que la operación la lleven a cabo una coalición de países (encabezados por EE UU, Francia y Reino Unido, junto a algunos Estados del golfo Pérsico), a la que la OTAN se limitaría a prestar apoyo, para evitar herir susceptibilidades en el mundo árabe. "España asume su responsabilidad para hacer efectiva la resolución de Naciones Unidas; asume su responsabilidad de proteger el pueblo de Libia", explicó Zapatero en París.

Chacón, y el jefe del Estado Mayor de la Defensa, el general Julio Rodríguez, presentaron el viernes por la tarde, en el gabinete de crisis, un menú de opciones militares. En este momento, España tiene adscritas a la Fuerza de Reacción Rápida de la OTAN las siguientes unidades: seis cazabombarderos F-18; un avión Boeing-707 de reabastecimiento en vuelo; un submarino de la clase Agosta, y un cazaminas. La opción elegida es el despliegue de un destacamento de cuatro aviones F-18. Se aprovecha así la experiencia del Destacamento Ícaro, que, entre 1994 y 2002, estuvo desplegado en la base italiana de Aviano para operar en Bosnia-Herzegovina y Kosovo. Canadá, que tiene el mismo modelo, ha ofrecido seis F-18.

Además, España podría participar en la operación de vigilancia frente a las costas de Libia para evitar la entrada de armas y mercenarios por vía marítima. La OTAN acordó el 10 de marzo desplegar en el Mediterráneo central la operación Active Endeavour (Esfuerzo activo) de lucha contra el terrorismo, a la que estaba asignado el submarino Mistral, pero este regresó el pasado sábado a Cartagena (Murcia) tras concluir su misión.

Fuentes militares explicaron que el hecho de que EE UU haya solicitado permiso para utilizar las bases de Rota y Morón no significa que no vaya a emplear las bases italianas, mucho más próximas a Libia. De hecho, los aviones de vigilancia AWACS están en Trapani (Sicilia). Lo previsto es que se posicionen en suelo español aviones cisterna y otros que no requieren estar tan cerca de la zona de operaciones, agregaron las mismas fuentes.