Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tensión en Argelia

Al menos diez detenidos en Argel en una manifestación de alegría por la salida de Mubarak.- Túnez y Gaza también lo celebran.- Calma en Siria

Caídos los presidentes de Túnez y Egipto por la presión popular, la calle sigue hirviendo a borbotones en los países del entorno: Túnez, Gaza, Irán, Argelia... En especial en este último, donde al menos diez personas han sido detenidas en una concentración del partido opositor Reagrupación por la Cultura y la Democracia (RCD) para celebrar la dimisión de Mubarak. Las fuerzas del orden cargaron con porras contra ellos, les empujaron al interior de su sede y les persiguieron por las calles adyacentes, según los testigos.

El día ya había arrancado tenso en Argel debido a una protesta convocada para mañana, inspirada en los sucesos de Túnez y Egipto, para reclamar cambios y avances democráticos en el país. La respuesta del Gobierno fue multiplicar la presencia policial en las calles, hasta los 30.000 efectivos. El diario local El Watan contaba hace unas horas que cientos de autobuses y camiones, "llenos de policías armados hasta los dientes", han rodeado el edificio de la prensa y han desplegado vehículos cerca de los hospitales.

Además de Argelia, todos los ojos de la comunidad internacional escrutan lo que ocurre en Siria, un actor clave en todo este entramado. De momento, no se conocen noticias de movilizaciones ciudadanas tras la salida de Mubarak.

Donde más se ha celebrado la dimisión del expresidente egipcio ha sido en Túnez. Allí, miles de personas han vivido casi como algo propio la noticia. Los ciudadanos, con banderas y bocinas, han tomado las calles, en lo que ha supuesto la primera celebración desde el derrocamiento de su expresidente, Ben Ali. Cuando este cayó, era de noche y la capital se encontraba bajo un estricto toque de queda. Y las semanas posteriores estuvieron plagadas de disturbios con la policía. Hoy han tenido la oportunidad de festejar ambos éxitos.

También los palestinos de Gaza han salido a las calles, con fuegos artificiales incluidos, para celebrar la noticia, mientras unos milicianos disparaban al aire en señal de alegría y otros distribuían dulces y golosinas entre la gente. Las fuerzas de seguridad del Gobierno de Hamás, por su parte, se han desplegado en la frontera con Egipto para evitar posibles infiltraciones aprovechando la situación.

Detenciones en Irán

En Irán, mientras, el régimen ha sacado pecho con una multitudinaria manifestación para celebrar el 32 aniversario de la Revolución Islámica al tiempo que ha apretado la soga sobre sus opositores, liderados por Mir Husein Musaví y Mehdi Karrubí. Según medios cercanos a estos, al menos una decena de miembros reformistas han sido arrestados en los últimos días. Respecto a los episodios de Egipto, desde Irán se sigue insistiendo en su particular visión de lo que allí está ocurriendo: "Hemos venido aquí para apoyar a los musulmanes de Egipto y Túnez, que se han levantado contra la opresión, como nosotros hicimos hace 30 años", explicaba un profesor que participaba en la marcha.

En Irak también ha habido movimiento. Cientos de ciudadanos han expresado hoy su malestar por la falta de servicios básicos. La marcha, en la que se alzaba una pancarta con la leyenda "Plaza Tahrir dos", se dirigió hasta la Zona Verde, donde se encuentran los edificios gubernamentales y las embajadas. "Esto es como una alarma para el Gobierno. Tienen que escuchar al pueblo. Tienen que poner freno a la creciente corrupción en las oficinas gubernamentales. Tienen que cumplir con las necesidades básicas", ha señalado Ahmed Abdul-Hussein, subdirector jefe del diario estatal Al Sabah y organizador de la protesta.