Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Berlusconi ofrece un pacto a la oposición acosado por los escándalos

El PD niega su apoyo, pide elecciones anticipadas y lanza la idea de un comité de salvación nacional

A través de una carta enviada a Il Corriere della Sera, Silvio Berlusconi ha ofrecido hoy a Pierluigi Bersani, líder de la oposición y secretario general del Partido Democrático (PD), un "plan de trabajo común" y un pacto parlamentario para relanzar el crecimiento económico de Italia inspirado en las reformas liberales de la canciller alemana Angela Merkel.

En lo que parece un movimiento desesperado por seguir aferrado al poder, Berlusconi pide ahora, tras rechazarla durante meses, la colaboración de la oposición afirmando que es preciso dar "un latigazo" a la economía para atajar las consecuencias de una "deuda monstruosa" y reemprender la senda del crecimiento.

En su misiva, Berlusconi explica que el país no puede permitirse ir a elecciones anticipadas, y afirma que está "tan preocupado o más" que el presidente Giorgio Napolitano por el "agresivo" clima político, sin hacer referencia al caso Ruby, en el que está a punto de ser procesado por abuso de poder y prostitución de menores.

Según fuentes de la fiscalía milanesa citadas por la agencia ADN, la fase de la instrucción está casi ultimada y el equipo formado por Ilda Boccassini, Antonio Sangermano y Pietro Forno pedirá esta misma semana a la juez Cristina Di Censo que procese a Berlusconi por el rito inmediato, es decir sin audiencia preliminar.

Ayer, los fiscales interrogaron durante dos horas a Nicole Minetti, la diputada regional del PDL en Lombardía, de 25 años, que está siendo investigada por un supuesto delito de explotación de prostitución de menores en su calidad de organizadora principal de las fiestas de Arcore y gestora del harén de 14 jóvenes que residía en la urbanización Milano 2.

Además de este, el primer ministro tiene en este momento otros tres juicios pendientes, los casos Mills, Mediaset y Mediatrade, que deberían recomenzar en las próximas semanas.

"Pura propaganda"

El PD, principal partido de oposición, ha rechazado hoy el pacto ofrecido por Berlusconi calificándolo como "pura propaganda de pésima calidad". "El personaje ha perdido toda credibilidad, ya hemos pedido su dimisión y hoy la seguimos pidiendo", ha comentado Stefano Fassina, responsable económico del PD.

La insólita carta de Berlusconi parece también una respuesta a la propuesta lanzada ayer, en una entrevista a 'La Repubblica', por el ex primer ministro Massimo D'Alema, líder en la sombra del PD, que propone una alianza constituyente para salvar a Italia; la idea es convocar elecciones anticipadas y presentar una especie de comité de liberación nacional que integre en una federación unida a todas las fuerzas políticas que se oponen a Berlusconi, desde Futuro y Libertad, el partido de Gianfranco Fini, hasta Izquierda, Ecología y Libertad (SEL) e Italia de los Valores (IDV).

El ofrecimiento ha sido aceptado por los católicos de la UDC, pero el grupo de Fini, SEL e IDV lo han descartado. "Sería necesario solo en el caso de que se produzca una emergencia democrática, momento que todavía no ha llegado", ha dicho Italo Bocchino, portavoz del grupo de Fini. "Dentro de poco Berlusconi deberá dimitir", ha agregado; "tampoco Ben Ali -el presidente tunecino- quería hacerlo al principio".

Nichi Vendola, líder de SEL y gobernador de Apulia, ha dado su negativa a la alianza que D'Alema, el veterano dirigente ex comunista, vislumbra como única salida posible a la parálisis: "El recurso a las elecciones anticipadas es indispensable, pero las alquimias de D'Alema no sirven para nada", ha dicho.

Italia no es un burdel

Mientras tanto, en la calle y las webs crece la movilización contra Berlusconi. El sábado hubo varias manifestaciones y caceroladas en diversas ciudades bajo el lema "Italia no es un burdel" y "dignidad devastada", y se preparan nuevas protestas para el día 13. El manifiesto 'Dimite', lanzado por la asociación Libertad y Justicia, ha reunido ya decenas de miles de firmas y el día 5 ha convocado un acto en Milán en el que estarán, entre otros, intelectuales como Umberto Eco, Paul Ginsborg, Roberto Saviano y Gustavo Zagrebelsky.