Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las palabras clave de Obama

'Gobierno', 'sueño', e 'impuestos', las palabras más mencionadas en el discurso del estado de la Unión.- Por primera vez, el presidente utiliza la palabra 'Internet', y lo hace seis veces

Ganar, Internet, ciencia, China son algunas de las palabras que han ganado peso en el discurso de Obama. No son las que más ha mencionado pero, comparado este discurso del estado de la Unión con los dos anteriores (correspondientes a los años 2010 y 2009), han ganado peso. Fundamentalmente Internet, que de no ser mencionada en años anteriores, esta vez el presidente de EE UU la ha empleado seis veces, sobre todo para reforzar la idea de que el mundo ha cambiado, y los nuevos líderes serán quienes controlen las nuevas tecnologías. "Nadie puede predecir con certeza cuál va a ser el próximo gran sector industrial ni dónde van a estar los puestos de trabajo. Hace 30 años, no podíamos saber que una cosa llamada Internet iba a desembocar en una revolución económica. Somos la nación que pone coches en las carreteras y ordenadores en las oficinas, la nación de Edison y los hermanos Wright, de Google y Facebook. En EE UU, la innovación no se limita a cambiar vidas. Es como nos ganamos la vida", ha dicho el presidente, que ha continuado: "Nuestro sistema de libre empresa es el motor de la innovación. Pero, como a las empresas no siempre les es rentable invertir en investigación básica, nuestro Gobierno ha dado siempre a los científicos de vanguardia y los inventores el apoyo que necesitaban. Eso fue lo que plantó las semillas de Internet. Eso fue lo que contribuyó a hacer posibles cosas como los chips informáticos y los GPS".

Obama también ha mencionado la necesidad de mejorar el acceso a la Red: "Durante los próximos cinco años haremos posible que las empresas desplieguen la siguiente generación de cobertura wi-fi (inalámbrica) de alta velocidad al 98% de los estadounidenses. No se trata sólo de tener Internet más rápido y menos llamadas que se cortan. Se trata de conectar todos los rincones de Estados Unidos a la era digital. Se trata de que en una comunidad rural de Iowa o Alabama, los agricultores y los dueños de pequeños negocios puedan vender sus productos en todo el mundo. Se trata de que un bombero pueda descargarse los planos de un edificio en llamas a su dispositivo manual; de que un estudiante pueda asistir a clase con un libro de texto digital; o de que un paciente pueda hablar por vídeo con su médico".

Las palabras más utilizadas han sido gobierno, unidos, trabajo, sueño y mundo, para referirse tanto a la necesidad de que los dos partidos (Republicano y Demócrata) como los ciudadanos trabajen juntos para mantener el liderazgo de EE UU: "Podemos tener diferencias políticas, pero todos creemos en los derechos consagrados en nuestra Constitución. Podemos tener opiniones diferentes, pero creemos en la misma promesa de que éste es un lugar en el que uno puede prosperar si lo intenta. Podemos tener antecedentes diversos, pero creemos en el mismo sueño que dice que éste es un país en el que todo es posible. Da igual quién seas. Da igual de dónde vengas(...) Ese sueño es el motivo por el que alguien que empezó barriendo el suelo del bar de su padre en Cincinnati puede ser hoy presidente de la Cámara de Representantes en el país más importante del mundo". También ha hecho un llamamiento claro al partido Republicano: "Los desafíos que tenemos por delante son más grandes que los partidos y la política. Lo que está en juego no son las próximas elecciones sino la posición de Estados Unidos, no como un lugar en el mapa sino como faro para el resto del mundo". "Ese es el proyecto", añadió Obama, "en el que el pueblo norteamericano quiere que trabajemos. Juntos".

También destacan palabras referidas a la economía, como impuestos, déficit, cortar, industria o innovación, todas más mencionadas en esta ocasión que en los años anteriores. "Dentro de unas semanas, voy a enviar al Congreso unos presupuestos que nos ayudarán a cumplir nuestro objetivo. Vamos a invertir en investigación biomédica, tecnologías de la información, y, especialmente, en energías limpias", ha dicho Obama, quien además ha anunciado un plan para contener el gasto público que controle el déficit. "Nosotros nunca hemos medido el progreso por las cifras económicas. Lo medimos por el éxito de nuestros ciudadanos, por los empleos que tienen a su disposición y la calidad de esos empleos, por las perspectivas del dueño de un pequeño negocio que sueña con transformar una buena idea en una empresa de éxito".

Las palabras que han perdido peso son banco y crisis, que han sido mencionadas una y dos veces, respectivamente. Obama ha tratado de enviar un mensaje positivo, de trabajo conjunto y transformación, más que referido a la crisis, que su Administración pretende dejar atrás. De la misma manera, si en los dos años anteriores el presidente quiso incluir en su mensaje a la Nación la necesidad de transformar el sistema público de salud, este año, ya aprobado su plan, no ha requerido la mención, por lo que términos como seguridad social (mencionada una vez, frente a dos veces en 2010 y 2009) y sanidad (cuatro veces este año, frente a 16 en 2009 y siete en 2010) se han diluido en el discurso.