Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Países ingobernados

Irak es el Estado que más tiempo ha pasado sin Gobierno. Si en Bélgica no se acuerda un Ejecutivo para el 30 de marzo, batirá el récord mundial

Bélgica lleva meses sin que sus partidos políticos sean capaces de ponerse de acuerdo para formar Gobierno. Está cerca de batir el récord mundial, algo que no parece una sorpresa ya que, si tuviésemos que hacer un ránking de países ingobernados, Europa se llevaría la palma. Los sistemas parlamentarios tradicionales de algunos de los países de la Unión que facilita el acceso de partidos pequeños y que obliga a la cámara a acordar un presidente, como en los casos de Holanda, Bélgica y Austria, han llevado a las formaciones políticas a negociar sin descanso, durante meses, sin resultados. La corona la tiene Irak, con 289 días sin Gobierno en 2010. Sin embargo, si las comunidades francófona y flamenca de Bélgica no llegan a un acuerdo antes del 30 de marzo, será el país ingobernado por más días. De momento ha logrado batir a Holanda, plusmarquista europeo, que estuvo en 1977 hasta 208 días sin Gobierno.

La lista por días sin Gobierno, es la siguiente:

-Irak: 289 días (algo más de ocho meses). Las elecciones fueron el 7 de marzo de 2010, el acuerdo de Gobierno no llegaría hasta diciembre de ese mismo año. El reparto de poder quedó establecido entre chiíes, suníes y kurdos después de que el Parlamento había dejado de reunirse desde el mes de junio. Iraquiya, el grupo laico que acoge a la minoría suní, logró la mayoría con 91 escaños (de 325) y reclamaba, por tanto, que su líder, Iyad Alaui, se convirtiese en primer ministro, algo a lo que se oponía el resto de grupos. Finalmente desistieron, a cambio de dirigir un organismo nuevo, el Consejo de Políticas Estratégicas. Al Maliki, líder del partido chií Estado de Derecho, con 89 escaños, repitió como primer ministro.

-Pero en este mismo país, en las primeras elecciones democráticas que tuvieron lugar tras la caída de Sadam Hussein en 2003, estuvieron 128 días sin Gobierno (cuatro meses), entre el 15/12/2005 y 22/04/2006. La designacion de Al Maliki como presidente del Ejecutivo, después de que suníes y kurdos se opusieran al candidato anterior (Ibrahim al Yafari), desbloqueó la situación.

-En Europa, el récord lo ostenta Bélgica, con 225 días sin Gobierno desde las últimas elecciones legislativas, convocadas de forma anticipada el pasado 13 de junio, de las que salió vencedor la Nueva Alianza Flamenca (N-VA), el partido republicano y conservador que ambiciona la independencia de Flandes. Pero las tensiones entre las comunidades flamenca y francófona, y las dificultades por mantener unidas dos zonas que viven de espaldas, han sido una constante en los últimos años. Antes de esta situación, hubo otra similar entre 2007 y 2008, cuando los partidos políticos belgas tardaron nueve meses (197 días) en formar Gobierno.

-El pasado 7 de enero, Bélgica batió el récord que hasta ese momento ostentaba Holanda, país que en 1977 estuvo 208 días -seis meses- sin Gobierno, entre mayo y diciembre. Pero esta, aunque fuese la peor crisis, no fue la única en este país. Su complejo sistema electoral hace difícil el acuerdo. La última crisis de estas características se vivió en 2003, cuando los partidos tardaron 129 días (tres meses) en formar Gobierno, ya que los partidos tradicionales trataron, por todos sus medios, de dejar fuera del Ejecutivo al partido de Pim Fortuyn, ultranacionalista y racista según su propia definición que fue, en realidad, el partido más votado.

-Las dificultades afectaron también a Serbia, un país joven que en 2007 tardó 111 días en tener Gobierno (entre 21/01/07 y 12/05/07). Lograron un acuerdo de Gobierno (que dejaba fuera al partido radical), sólo dos días antes del plazo estipulado en la legislación del país, que hubiera obligado a volver a convocar elecciones.

-Por último, por debajo de la barrera psicológica de los cien días sin Gobierno (tres meses) está Austria, país en el que estuvieron 75 días sin acuerdo (entre septiembre diciembre de 2008). Igual que en el caso holandés de 2003, el motivo por el que tardó tanto un pacto de Gobierno fue por el triunfo en las urnas (por la subida en su número de votos) de fuerzas racistas, xenófobas o ultranacionalistas. Ganó el Partido Socialdemócrata Austríaco (SPÖ), que finalmente se alió con otro partido tradicional, el Partido Popular (ÖVP) y dejaron fuera al Partido Liberal (FPÖ) de Heinz-Christian Strache y la Alianza para el Futuro de Austria (BZÖ) de Jörg Haider.

Fe de errores
En una primera versión del artículo se aseguraba que existían "tensiones entre las zonas valona y francófona", cuando debimos decir "tensiones entre las comunidades flamenca y francófona"