Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primera acusación formal contra el asesino de Arizona

Un tribunal federal imputa a Jared Lee Loughner tres delitos de intento de asesinato.- Quedan pendientes los cargos por matar a seis personas y herir a otras 11

Un gran jurado federal del Estado de Arizona ha emitido este miércoles una acusación formal contra Jared Lee Loughner por el intento de asesinato de la congresista Gabrielle Giffords y de dos de sus ayudantes, en el tiroteo que protagonizó el pasado 8 de enero en la ciudad de Tucson.

Estos cargos representan la "acusación inicial" contra este joven de 22 años que mató a seis personas e hirió a otras 14 en medio de un acto público, ha informado el el fiscal Dennis Burke en un comunicado. Quedan pendientes así los cargos que el estado presente. "Estamos en las primeras etapas de esta investigación en curso", ha explicado Burke, por lo que "los cargos de hoy son sólo el comienzo de nuestra acción legal". "Estamos trabajando diligentemente para asegurar que nuestra investigación sea exhaustiva y que se haga justicia con las víctimas y sus familias", ha agregado.

El próximo lunes Loughner será procesado en Phoenix (Arizona) por las imputaciones federales de intento de asesinato, que conllevan una pena de cadena perpetua. Aunque las acusaciones presentadas por Arizona podrían elevar la gravedad de la sanción hasta la pena de muerte. Tras la primera comparecencia de Loughner ante un juez el pasado día 10, la fiscal de Pima -condado al que pertenece Tucson-, Barbara LaWall, aseguró que si existe un caso pide a gritos la aplicación de la pena de muerte es el del tiroteo de Arizona.

Giffords se levanta

La portavoz del Centro Medico Universitario de Tucson, en donde Giffords se encuentra internada, ha declarado que la congresista ya ha sido capaz de levantarse, con ayuda médica, y mirar por la ventana. La política de 40 años fue la herida más grave del tiroteo: recibió un disparo en la cabeza que le atravesó el hemisferio lateral izquierdo.

Aunque en principio se temió por su vida, tras varias operaciones la salud de la demócrata ha evolucionado positivamente y su familia ha anunciado su intención de trasladarla el próximo viernes al hasta el Instituto de Rehabilitación e Investigación Memorial Hermann de Houston, para iniciar su recuperación.

En un correo electrónico enviado a amigos y publicadopor la cadena CNN, la madre de Giffords cuenta que "hay un equipo de especialistas médicos trabajando en ello, entre ellos cirujanos militares que se especializan en heridas de bala en la cabeza. Quieren comenzar una rehabilitación agresiva inmediatamente".