Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comunidad internacional se moviliza para sofocar el peor incendio de la historia de Israel

Evacuadas más de 17.000 personas por el fuego, que costó la vida a 42 personas

Una avioneta trabaja en la extinción de un incendio forestal registrado cerca de la localidad de Haifa, norte de Israel.
Una avioneta trabaja en la extinción de un incendio forestal registrado cerca de la localidad de Haifa, norte de Israel. EFE

Una docena de países han acudido a la llamada de socorro de Israel y han enviado equipos de emergencias para sofocar el incendio más grave de la historia del país, que ya ha dejado 42 muertos a su paso. Bomberos, aviones y helicópteros batallan contra el fuego que la mañana del jueves comenzó a propagarse cerca de la ciudad de Haifa, en el norte del país. Las llamas han devorado ya 7.000 hectáreas en la reserva natural del monte Carmelo y sus alrededores y han obligado a las autoridades a evacuar a 17.000 residentes de la zona, según datos ofrecidos por el Ejecutivo israelí. Por el momento se desconoce cómo se originó el incendio.

La mayoría de las víctimas son funcionarios de prisiones que acudían a evacuar a cientos de presos de una cárcel de la zona, cuando las llamas alcanzaron el autobús en el que viajaban y murieron abrasados en el interior del vehículo. Miles de personas han asistido a los funerales oficiados por todo el país.

Autoridades y equipos de rescate coinciden en que la fuerza del viento podría propagar todavía más las llamas. "El fuego se ha extendido a nuevas zonas durante el día a pesar de los esfuerzos de la aviación internacional", indicó a la prensa local el alcalde de Haifa, Yona Yahav.

Reino Unido, Grecia, Turquía y Chipre fueron los primeros países en acudir a la petición de ayuda israelí. Bomberos y aparatos de otra media docena de países están en camino. El Gobierno español contribuirá con el envío de cuatro aviones, cuya llegada a Israel está prevista para mañana por la tarde, según informó la Embajada española en Tel Aviv.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha agradecido el respaldo internacional, que considera una "respuesta sin precedentes" a la petición de ayuda israelí. Netanyahu agradeció en especial el envío de dos aviones turcos. Las relaciones entre Israel y Turquía se enfriaron a raíz del asalto a la flotilla que trató de burlar el bloqueo de Gaza y que se saldó con ocho activistas turcos muertos y uno turco-estadounidense. "Esperamos que esto sirva para mejorar las relaciones entre ambos países", añadió el primer ministro israelí.

Mientras, la prensa israelí ha comenzado a hacerse eco de las críticas al Gobierno ante la falta de preparación de los servicios de emergencias pese a la abultada inversión militar del país.

A pesar de que se desconocen por el momento las causas del incendio, la policía ha detenido a dos hombres sospechosos de prender material inflamable en la zona, según informa el diario Haaretz en su edición digital.