EE UU advierte del posible daño de nuevas filtraciones de Wikileaks

La Administración estadounidense ya ha advertido al Congreso y a otros países ante la posibilidad de que las nuevas informaciones dañen las relaciones bilaterales

Estados Unidos está preparada para los nuevos documentos que vaya a hacer públicos Wikileaks, que ya ha advertido al Congreso y a otros Gobiernos de que el portal podría estar preparando la publicación de material diplomático relacionado con acusaciones de corrupción, lo que podría dañar las relaciones de Washington con otros países y líderes políticos. "Desearíamos que no pasara, pero obviamente estamos preparados ante esa posibilidad", ha dicho.

"Estamos muy conscientes del anuncio que hizo Wikieaks a principios de esta semana de que habrá una publicación pendiente de documentos en algún momento en el futuro", señaló este miércoles el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, a periodistas.

Más información

A pesar de que el portal no detalló el contenido de la nueva documentación, el Gobierno de EE UU sabeque Wikileaks dispone de cables diplomáticos con información secreta de las embajadas estadounidenses en todo el mundo. "Estamos preparados si (la revelación) incluyera cables", señaló al respecto Crowley. "Estamos en contacto con nuestras legaciones en todo el mundo y éstas han comenzado el proceso de notificar a gobiernos de que una publicación próxima es posible", explicó.

Entre los países que aparecerían en la nueva documentación clasificada estarían Rusia, Afganistán y algunos países del centro y este de Asia y así como también europeos, según fuentes anónimas citadas por la agencia Reuters.

280.000 nuevos documentos

El portal anunció el pasado lunes a través de su cuenta en Twitter que dice que el que "el próximo mes veremos un nuevo mundo en el que la historia global es redefinida" y que "la próxima publicación será siete veces mayor en tamaño de la documentación de Irak". En ese caso, el portal, un portavoz incómodo para las autoridades, publicó 40.000 informes, entre los que se recogían denuncias de torturas y abusos del Ejército estadounidense que nunca fueron investigados. Tras las palabras de rowley ha lanzado un nuevo mensaje:"El Pentágono está hiperventilando otra vez"-

EE UU sigue evaluando el material previamente filtrado por fuentes gubernamentales al portal -que garantiza el total anonimato de sus fuentes- y este miércoles Crowley ha vuelto a condenar su difusión y ha afirmar que estas revelaciones afectan a la seguridad nacional y que ponen en riesgo vidas y los intereses estadounidenses.

"Esto no va a ayudar. El tipo de cables que las legaciones envían a Washington son clasificadas, incluyen conversaciones con funcionarios, ciudadanos, historiales de la actividad diplomática diaria", entre otras informaciones, indicó el portavoz del Departamento de Estado. A su parecer, las comunicaciones son pura "diplomacia en acción" que se basan el la confianza. "Nos ayuda a informarnos de lo que ocurre en el resto del mundo y forja las políticas que aplicamos y cuando esto es traicionado y acaba en portadas de periódicos, televisiones o radios, eso tiene un impacto", dijo Crowley.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50