Wikileaks anuncia que publicará nuevos documentos en los próximos meses

Sin precisar su contenido, la organización anuncia que la documentación será siete veces mayor que los 40.000 informes sobre Irak

Wikileaks no desiste en su empeño de hacer públicos documentos clasificados. Ayer anunció a través de su perfil en la red social Twitter que está preparando una nueva emisión de documentos. "El próximo lanzamiento es siete veces mayor que la documentación sobre la guerra de Irak. Intensa presión por ellos en los últimos meses. Mantenernos fuertes", dice el mensaje de esta organización sin ánimo de lucro que en los últimos años ha sacado a la luz cientos de miles de documentos secretos sobre la guerra sucia de EE UU y sus aliados en Irak y Afganistán. Un primer mensaje al que le sigue: "En los próximos meses veremos un nuevo mundo, donde la historia global será redefinida. Mantenernos fuertes", vuelve a pedir a sus seguidores sin dar ningún detalle más sobre el contenido de los documentos.

Más información

Sí que es posible hacerse una idea de la magnitud de los documentos: En octubre, reveló cerca de 400.000 informes sobre operaciones en Irak, y en julio había dado a conocer más de 70.000 sobre la guerra de Afganistán, escritos entre 2004 y 2009 y que reflejaban la tortura que se infringía a los presos. El portavoz del Pentágono, el coronel Dave Lapan, adelantó el mes pasado que el Departamento de Defensa contaba con nuevas revelaciones, puesto que sabe que el grupo cofundado por el australiano Julian Assange dispone de más documentos secretos.

La presión a la que hace referencia el mensaje de Wikileaks viene de las constantes peticiones de la Administración estadounidense de Barack Obama para frenar la publicación de estas fuentes. De hecho el Pentágono llegó a exigir a la página que borrara los más de 70.000 documentos ya publicados sobre la guerra de Afganistán y que devolviera los aún no hechos públicos para, no seguir amenazando "la seguridad de nuestras tropas, nuestros aliados y los ciudadanos afganos que nos están ayudando a llevar paz y estabilidad a esa región del mundo", dijo el portavoz del organismo Geoff Morrell. Pero además de adversarios Wikileaks cuenta con un gran número de seguidores. Para aliviar la presión que estaban sufriendo en Estados Unidos, donde la prensa también cuestionaba al portal por sobrevivir a base de financiación anónima, el Partido Pirata, fundado en 2006 y que pide liberalizar las leyes de derechos de autor y reducir la vigilancia en Internet, anunció el pasado mes de agosto que acogería varios servidores de la organización.

Además, el anuncio también coincide con la demanda de arresto internacional lanzada por la INTERPOL, tras una orden emitida por la justicia sueca, contra Julian Assange, que se enfrenta a una demanda por una presunta violación sexual. Una acusación que Assange siempre ha negado y que ha atribuido a una campaña de intoxicación contra Wikileaks, un portal que se ha convertido en blanco de los más poderosos.

Tiene en jaque al Pentágono. No para de sacar a la luz papeles comprometedores para el Ejército norteamericano. Julian Assange es el guardián de los grandes secretos, el nuevo adalid del periodismo combativo. Wikileaks, el portal que dirige, se ha convertido en el espacio de las grandes filtraciones, en el lugar donde se derriban las verdades oficiales. Los papeles de Afganistán, que mostraban la cara sucia de la guerra en aquel país, y el video de la matanza de doce civiles en Bagdad son sus dos mayores bombazos informativos hasta la fecha. El Pentágono tiene un equipo de 120 personas trabajando para frenar los efectos de sus filtraciones. En Suecia, país que le acaba de denegar el permiso de residencia, le están investigando por dos denuncias de acoso sexual. JOSEBA ELOLA
Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50