Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sarkozy mantiene su reforma de las pensiones y los sindicatos anuncian una nueva huelga

El presidente francés anuncia retoques pero los sindicatos paralizarán de nuevo actividades el 23 de septiembre

Nicolas Sarkozy no cambiará lo esencial de su reforma de las pensiones en Francia a pesar de la multitudinaria jornada de protesta vivida ayer en las principales ciudades del país. Tras saber su respuesta, los principales sindicatos franceses han anunciado una nueva jornada de huelgas y manifestaciones para el 23 de septiembre.

En un comunicado emitido hoy después del Consejo de Ministros, el presidente de la República asegura que la decisión de retrasar dos años la edad legal de la jubilación, de los 60 a los 62 -pieza clave de la ley- no se va a modificar. "No se va a volver sobre esa cuestión", asegura tajante el comunicado oficial. Ayer, más de 2.500.000 personas, según los organizadores y un millón, según el Ministerio del Interior, salieron a la calle convocadas por los sindicatos en la jornada de protesta más seguida en lo que va de año.

En el comunicado, Sarkozy asegura que la reforma de las pensiones es "esencial" y que es normal que genere "movilizaciones e inquietudes", pero que, como jefe del Estado, debe "mirar los problemas cara a cara" y obrar de modo que las pensiones queden garantizadas para las nuevas generaciones. El presidente francés recuerda también que desde 1950 la esperanza de vida de los franceses ha subido 15 años.

Tampoco se va a modificar otra de las exigencias primordiales de los sindicatos: el retraso de la edad de jubilación de los 65 a los 67 años para aquellos que, no habiendo cotizado todo el tiempo necesario, quieran retirarse con la pensión entera.

A cambio, Sarkozy a pedido al Gobierno que modifique algunos aspectos de la ley -que se discute actualmente en la Asamblea Nacional y se votará el próximo 15 de septiembre- de manera que se mejoren las condiciones de jubilación de aquellos que comenzaron a trabajar antes de los 18 años o de aquellos asalariados en sectores peligrosos.

Son modificaciones insuficientes para los sindicatos. En una reunión celebrada hoy para coordinar una respuesta común a los ofrecimientos del Gobierno y para elaborar un nuevo calendario de movilizaciones, los representantes sindicales pusieron fecha para la próxima jornada de protesta: el jueves 23

El Partido Socialista francés (PS) ha pedido a Sarkozy que escuche a la calle y que rehaga desde el principio la ley.