Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tensión entre Uribe y Chávez llega a los tribunales

El presidente colombiano denuncia a su homólogo venezolano ante la Corte Penal Internacional por "violación de los derechos humanos"

Las tensiones creadas entre los Gobiernos de Bogotá y Caracas, una constante en los últimos seis años pero recientemente agravadas por el descubrimiento de campamentos de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en suelo venezolano, acabarán en los tribunales. El abogado del presidente saliente de Colombia, Álvaro Uribe, ha presentado este viernes (madrugada del sábado en España) una denuncia contra Hugo Chávez ante la Corte Penal Internacional y una demanda contra la República Bolivariana de Venezuela ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, segun ha confirmado el letrado Jaime Granados.

En declaraciones a la emisora RCN, Granados, que actúa como apoderado legal de Uribe, explicó que la denuncia y la demanda ante esos organismos internacionales responden a una violación de los derechos humanos por parte de Chávez, como persona natural, y de Venezuela, como Estado.

"Efectivamente, el día de hoy remití a la sede de la Haya de la Corte Penal Internacional, al despacho del fiscal general de esa institución, el doctor Luis Moreno Ocampo, la denuncia correspondiente y esperamos que tome acción", dijo Granados. Agregó que igualmente envió "a Washington, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, una demanda para efectos de lograr la reparación frente a las gravísimas situaciones de derechos humanos que se han planteado" por parte de Venezuela.

Se trata de una "denuncia contra el jefe del Estado, persona natural, Hugo Chávez, ante la CPI, con fundamento en el Tratado de Roma, y la otra es una demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ante la República Bolivariana de Venezuela", aclaró.

Granados dijo que esas violaciones de los derechos humanos tienen que ver con la supuesta presencia de guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en territorio venezolano . Tanto la demanda como la denuncia responderían al supuesto hecho de que los guerrilleros preparan acciones terroristas en suelo venezolano para ejecutarlas en Colombia contra la población.

Toma de posesión de Santos

Pese a las malas relaciones entre los dos países, el ministro venezolano de Exteriores, Nicolás Maduro, estará presente en la toma de posesión del sustituto de Uribe en la presidencia colombiana, Juan Manuel Santos, que hoy tomará posesión de su cargo en Bogotá. De hecho, la presencia de Maduro se interpreta como un primer paso hacia el deshielo de las relaciones entre ambos países, después de que Chávez rompiera relaciones con Colombia el pasado 22 de julio después de que Bogotá denunciara ante la Organización de Estados Americanos (OEA) la presencia de guerrilleros en Venezuela.

Chávez se declaró ayer "muy optimista" de que las relaciones entre Bogotá y Caracas mejoren con el nuevo presidente colombiano, que ha apostado por normalizar relaciones con Colombia y afronta presiones de sus empresarios para que remiende los lazos con el vecino y principal destinatario de sus exportaciones. Chávez hizo estas declaraciones antes de entrevistarse con el presidente brasileño, Luiz Inázio Lula da Silva, y el ex presidente argentino y secretario general de Unasur, Néstor Kirchner, que habían viajado a Caracas con la intención de mediar entre Colombia y Caracas. "Le ruego que lleve mis saludos al nuevo presidente de Colombia y le agradezco su implicación", le dijo Chávez a Lula.