Ashton pide en Gaza el levantamiento total del bloqueo israelí a la franja

La Liga Árabe rechaza el diálogo directo sin garantías escritas por parte de Israel

Las recientes medidas adoptadas por el Gobierno israelí destinadas a aliviar el bloqueo a Gaza son insuficientes, a juicio de la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, de visita este domingo en la franja. "La posición de la Unión Europea está muy clara: queremos que la gente tenga la oportunidad de moverse libremente y de ver cómo las mercancías no sólo entran sino que también salen de Gaza", dijo Ashton, en alusión a las restricciones israelíes que afectan al millón y medio de palestinos desde que Hamás se hiciera con el control de la franja hace más de tres años.

Ashton pidió además, durante su segunda visita a Gaza en cuatro meses, "una presión internacional continuada" para poner fin al bloqueo. Mientras, en Egipto, el baile diplomático cobró nueva intensidad con las visitas del primer ministro israelí, Benjamín Netanhayu, y el presidente palestino, Mahmud Abbas, con vistas a inaugurar una nueva etapa negociadora. La Liga Árabe frustró las aspiraciones estadounidenses al reclamar a Israel garantías previas al relanzamiento de las conversaciones de paz, rotas tras el ataque israelí a la franja de Gaza a finales de 2008.

Israel aprobó el pasado junio el levantamiento parcial del bloqueo, presionado por la comunidad internacional tras el mortífero abordaje a la "flotilla de la libertad". A partir de entonces, se permite la entrada de un mayor número de productos a la depauperada franja a través de los pasos fronterizos. Las nuevas normas no permiten sin embargo la entrada y la salida de personas ni la exportación de bienes.

Ante la imposibilidad de contar con ciertas garantías de aprovisionamiento y de dar salida a su producción, las fábricas continúan prácticamente paradas. "Yo sigo comprando las mercancías que llegan a través de los túneles. Es la única manera que tengo de organizar mi negocio. Con los contenedores que vienen de Israel nunca se sabe lo que habrá dentro ni a qué precio", explicaba ayer Najwa Lubbad, una pequeña empresaria de Gaza dedicada a la venta de ropa para niños y productos de limpieza.

Ashton visitó uno de los campamentos de verano de Naciones Unidas y se entrevistó con funcionarios de la organización. No se encontró sin embargo con los miembros del Gobierno de Hamás, el movimiento islamista que tanto la Unión Europea como Estados Unidos consideran terrorista. Por la tarde, Ashton se entrevistó con representantes del Gobierno israelí, después de visitar Sderot, la localidad israelí cercana a Gaza y víctima del lanzamiento de cohetes de los grupos armados palestinos.

Mientras tanto en Egipto, el país vecino y eterno mediador en el conflicto regional, el presidente Hosni Mubarak se entrevistó por separado con Abbas y con Netanyahu, con vistas a retomar las conversaciones de paz entre palestinos e israelíes de forma directa, en lugar de a través de mediadores como sucede desde hace cuatro meses.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Estados Unidos e Israel insisten en poner en marcha por enésima vez el proceso negociador, mientras que los palestinos consideran que no se dan las condiciones necesarias. El presidente palestino, Mahmud Abbas, enumeró una serie de condiciones para acceder a las negociaciones directas, en una entrevista publicada durante el fin de semana en el diario jordano Al Ghad.

El reconocimiento de las fronteras de 1967 como base negociadora y el despliegue de fuerzas internacionales en para protegerlas son algunas de las exigencias palestinas citadas por Abbas. El cese de la construcción en los asentamientos israelíes incrustados en los territorios palestinos es otra de las líneas rojas de los negociadores palestinos.

Amro Musa, jefe de la Liga Árabe, fue el primero en tirar por tierra ayer las aspiraciones de la Casa Blanca. Tras reunirse en El Cairo con el enviado estadounidense para Oriente Próximo, George Mitchell, Musa exigió al Gobierno de Israel garantías por escrito como condición previa para sentarse a la mesa de negociación.

Ashton observa un fragmento de un cohete lanzado por militantes palestinos en Sderot (Israel).
Ashton observa un fragmento de un cohete lanzado por militantes palestinos en Sderot (Israel).REUTERS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS