Marcello Dell'Utri, condenado a siete años por colaborar con la mafia

El Tribunal de Apelación de Palermo reduce en dos años la pena al cofundador de Forza Italia y senador del PDL

Tras casi dos años de proceso y cinco días de reunión para emanar la sentencia, el Tribunal de Apelación de Palermo ha condenado hoy a siete años de cárcel a Marcello Dell'Utri por colaboración en asociación mafiosa. En primer grado, el cofundador de Forza Italia y actual senador del Pueblo de la Libertad había sido condenado a nueve años. La fiscalía había pedido once años para Dell'Utri.

El juez Claudio Dell'Aqua reduce en dos años la pena de primer grado porque, según ha afirmado al leer la sentencia, "no subsisten" las "conductas posteriores a 1992". Es decir, el tribunal no atiende la tesis del fiscal, que acusaba a Dell'Utri de haber negociado con Cosa Nostra el nacimiento del partido Forza Italia y de haber colaborado en la campaña de atentados que en 1992 acabó con la muerte de los jueces Falcone y Borsellino, como afirmó en una sesión del juicio celebrada en Turín el arrepentido Gaspare Spatuzza.

Más información
El fiscal italiano pide 11 años de cárcel por complicidad mafiosa para Dell'Utri, 'mano derecha' de Berlusconi
Spatuzza implica a Berlusconi y a Dell'Utri en los atentados mafiosos de 1993
Dell'Utri: "Mangano sigue siendo mi héroe"
"Dell'Utri, deberían colgarte"

La Corte considera en cambio probado que el senador siciliano Dell'Utri, amigo y socio del actual primer ministro Silvio Berlusconi desde los años setenta, mantuvo estrechas relaciones con la vieja mafia de Stefano Bontade y, tras 1980, con los hombres de los capos Totò Riina y Bernardo Provenzano, al menos hasta la sangrienta temporada de atentados iniciada en 1992.

La condena considera pues probado que Dell'Utri medió en la contratación del capo palermitano Vittorio Mangano para trabajar como mozo de cuadras en la villa de Arcore de Silvio Berlusconi. "A través de la mediación de Dell'Utri y del mafioso Gaetano Cinà", dijo el fiscal general Nino Gatto en su requisitoria, "Mangano aseguró la protección (de Berlusconi) contra la escalada de secuestros en Milán".

En otoño de 1974, la llegada de Mangano a Arcore fue decidida en una reunión entre Dell'Utri, Berlusconi y los capos palermitanos Stefano Bontade y Mimmo Teresi, en la sede de Edilnord, la empresa de Berlusconi. Los jueces han dado así validez al testimonio del arrepentido Francesco Di Carlo, que desveló haber estado presente en esa reunión.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La sentencia de primer grado afirmó también que antes de 1980, Dell'Utri fue el intermediario de las inversiones milanesas de Stefano Bontade, entonces uno de los padrinos más influyentes de Cosa Nostra, quien buscaba empresas limpias en el norte del país para reciclar miles de millones de liras provenientes del tráfico de droga.

El senador Marcello Dell'Utri tras la rueda de prensa.
El senador Marcello Dell'Utri tras la rueda de prensa.AFP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS