Jodorkovski refuerza su defensa con las declaraciones de dos aliados del Kremlin

El magnate, que cumple prisión por varios delitos económicos, se enfrenta a nuevo juicio "político"

El ministro de Industria y Comercio, Víktor Jristenko, declaró hoy en el juicio contra el multimillonario Mijaíl Jodorkovski que no había tenido conocimiento de que hubiera robado 350 millones de toneladas de crudo. Precisamente de ello acusan a Jodorkovski -que ya está cumpliendo condena después de haber sido sentenciado en 2005 por varios delitos económicos- en el nuevo juicio que enfrenta. Para el ex presidente de la hoy desaparecida petrolera Yukos, así como para muchos observadores, el actual juicio es claramente "político".

De ser encontrado culpable, Jodorkovski podría se condenado a 22 años más de cárcel. Además, con ello el Kremlin resolvería la tarea de mantener tras las rejas al magnate durante las próximas elecciones presidenciales de 2012, a las que puede presentarse el actual primer ministro Vladímir Putin. Precisamente éste es considerado el responsable del encarcelamiento del oligarca, a quien no le habría perdonado que desafiara el poder de la nueva élite y que financiara a la oposición.

Más información
Jodorkovski se declara inocente y pider ser absuelto

Ahora la defensa de Jodorkovski se ha anotado un importante punto a su favor. Jristenko no sólo dijo no saber nada del presunto robo de esa enorme cantidad de petróleo -equivalente más o menos a la producción de crudo anual de Rusia en esa época-, sino que, de haber existido, el responsable no podía haber sido Yukos.

Jristenko -que en 1998-2003, el período en el que se habría cometido el delito, fue primero viceministro de finanzas y después vicejefe de Gobierno- explicó que Yukos entregaba el petróleo a las tuberías de Transneft, compañía estatal que tiene el monopolio del transporte del crudo.

El presidente del Banco de Ahorros o Sberbank, German Gref, quien también fue miembro del Gobierno durante el régimen de Putin, declaró ayer que no sabía nada del presunto robo de crudo, pero que si éste hubiera ocurrido él, como ministro de Economía de la época, debería haber sido informado.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

De la veintena de actuales altos funcionarios que la defensa ha pedido que testificaran, Jristenko y Gref son los únicos que han accedido a hacerlo. Con anterioridad lo habían hecho sólo funcionarios de la época de Putin que ahora se han pasado a la oposición, como el ex primer ministro Mijaíl Kasiánov o el ex gobernador del Banco Central, Víctor Geráshchenko.

Uno de los abogados de Jodorkovski, Konstantin Rifkin, señaló hoy que el hecho de que dos ministros de Putin y aliados suyos hayan acpetado testificar, demuestra que el Kremlin quiere legitimizar este jucio y el sistema judicial ruso en general.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS