Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Libia expulsa sin dar explicaciones a la agencia de la ONU para los refugiados

Miles de inmigrantes quedan sin ayuda humanitaria y apoyo legal para pedir asilo

Libia ha ordenado al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR) que abandone sus actividades en el país, según ha informado una portavoz de la agencia. El organismo de la ONU presta ayuda humanitaria y apoyo legal a miles de inmigrantes que llegan al país africano en su viaje hacia Europa. Actualmente, tiene registrados en Libia a unos 12.000.

La expulsión reviste particular gravedad porque Libia no es país firmante de la convención de 1951 sobre los refugiados y no dispone de un sistema nacional de tramitación de asilos. ACNUR gestionaba hasta ahora las demandas, una función especialmente crítica desde que hace un año el Gobierno italiano empezó a rebotar a Libia las barcazas de inmigrantes interceptadas en alta mar.

"Esta decisión dejará un enorme vacío para los miles de refugiados que ya están ahí y, naturalmente, para todos aquellos que siguen llegando en un flujo que es constante", ha dicho la portavoz de ACNUR, Melissa Fleming. Libia comunicó a la agencia su decisión la semana pasada, pero no dio explicaciones ni fecha límite para la salida, ha explicado la portavoz.

ACNUR tuvo hasta ahora acceso a los 15 centros de detención en los que las autoridades libias retienen gran parte de los inmigrantes. La delegación libia de la agencia empezó a trabajar en 1991, y actualmente contaba con un equipo de 26 personas.

"Todos los Gobiernos europeos que consideran usar Libia como un lugar donde puede ser acogida la gente que huye de guerras y persecuciones deberían revisar cuidadosamente su política", ha dicho Fleming, en una clara referencia a las políticas del Gobierno de Berlusconi.