Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un soldado de EE UU por filtrar el vídeo de una matanza en Bagdad

Bradley Manning, analista de los servicios de inteligencia, se encuentra bajo arresto preventivo en Kuwait.- Las imágenes, difundidas por la ONG WikiLeaks, mostraban una operación militar en la que murieron 12 personas, dos empleados de Reuters entre ellos

Ni siquiera el medio que lo difundió, la ONG WikiLeaks, sabe si Bradley Manning, soldado estadounidense de 22 años, fue la fuente que les hizo llegar el vídeo en el que un helicóptero estadounidense Apache abate a una docena de personas durante una operación en un barrio de Bagdad. Y aunque lo conociera, derecho tienen a mantenerlo en secreto. Dos meses después de que las imágenes del ataque, en el que murieron el cámara de Reuters Namir Noor Eldeen, y su chofer Saeed Chmagh, dieran la vuelta al mundo, el Ejército estadounidense ha informado de la detención de Manning, miembro de los servicios de inteligencia de 22 años y natural de Potomac (Maryland), por filtrar la cinta con "información clasificada".

"Nuestras fuentes son anónimas. No podemos confirmar nada. Ni siquiera sabemos si ese caballero [Bradley Manning] es nuestra fuente", reconoce a este periódico Daniel Schmitt, portavoz de WikiLeaks y uno de sus responsables junto al australiano Julian Assange. "Y si lo fuera -continúa Schmitt-, Manning no merecería otra cosa que honores y alabanzas". El portavoz de la ONG, una suerte de contenedor de filtraciones abiertas al público, explica que sus asesores legales están trabajando en el caso con el fin de saber si la investigación militar abierta en EE UU está "violando los derechos de sus fuentes" y de ellos mismos.

Manning, que fue apresado al este de Bagdad, se encuentra en prisión preventiva en Kuwait. Según narra la versión digital de la revista Wired, el soldado fue entregado a finales del mes pasado por un antiguo hacker al que reveló su filtración. Manning, según lo que contó a su delator y que recoge Wired, habría enviado a WikiLeaks unos 260.000 despachos diplomáticos que podrían incriminar a EE UU.

Seguridad nacional

Según la nota hecha pública por el Ejército estadounidense, el Departamento de Defensa que dirige Robert Gates se toma muy en serio la filtración de la información considerada "clasificada" por afectar a la seguridad nacional y a la vida de sus soldados. No obstante, WikiLeaks, con cinco voluntarios trabajando a tiempo completo y entre 800 y 1.000 colaboradores, anima precisamente a que en sectores tan cerrados como las Fuerzas Armadas, surjan lo que ellos conocen como whistleblowers.

"Si hubiera más gente joven -manifiesta Schmitt-, especialmente en el Ejército, con el coraje suficiente para levantarse por sus principios, existirían menos rincones desagradables en el mundo". El destino del soldado arrestado será dado a conocer al final de la investigación, según informa el comunicado sobre su detención.