Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fanfarrón y el delator

Bradley Manning, de 22 años, ha sido acusado por el Gobierno de EE UU de traición a la patria, tras filtrar una serie de informes clasificados a la web Wikileaks.- Está preso en Kuwait

¿Ladrón informático o héroe? El Departamento de Defensa de Estados Unidos detuvo hace dos semanas, en Bagdad, al soldado Bradley Manning, de 22 años, natural de Virginia, por revelarle a un hacker' que, en su condición de experto en espionaje del Ejército, había accedido a material clasificado y lo había filtrado a la página web Wikileaks .

El Pentágono le acusa de traicionar a su patria y le mantiene preso en Kuwait. Familiares de víctimas civiles del Ejército norteamericano en la guerra Irak, sin embargo, exigen su liberación y lo califican de héroe por ayudar a hacer públicos los excesos de EE UU en sus dos frentes de guerra.

El topo tuvo dos errores: eligió mal a su confidente y alardeó de sus hazañas. Pensaba que Adrian Lamo sería un aliado. Era, al fin y al cabo, un hacker de 29 años que en su día fue buscado por el FBI, famoso por haber penetrado en la red informática de The New York Times, haber modificado sus bases de datos y haber añadido su nombre a la lista de columnistas. A él le contó, por medio de correos electrónicos, que tenía acceso ilimitado a numerosos recursos documentales y videográficos del Ejército y que había filtrado algunos de los más polémicos a Wikileaks.

Wikileaks es una página web creada en 2006, gestionada desde Suecia, que publica documentos clasificados, para desvelar excesos gubernamentales y casos de corrupción, protegiendo la identidad de sus fuentes. En este momento alberga más de 1,2 millones de documentos de todo calado, desde la planificación del Campo Delta del centro de detención de Guantánamo a diversos correos personales de la ex gobernadora de Alaska, Sarah Palin, durante la campaña presidencial de EE UU de 2008.

Manning logró su momento de gloria en Wikileaks, filtrando varios documentos. Entre ellos, un ataque con helicópteros en Bagdad, en 2007, en el que fallecieron 12 civiles , entre ellos un fotógrafo y un conductor empleados por la agencia Reuters, difundido en Wikileaks en abril. También envió otra grabación de un ataque aéreo a la localidad afgana de Garani, en 2009, en el que murió un centenar de civiles, que no se ha llegado a colgar en esa red.

Posteriormente filtró a Wikileaks un informe clasificado del Pentágono, de 32 páginas, en el que se tildaba a la propia página web de "amenaza al Ejército", que se publicó en Wikileaks en abril, y un compendio de más de 260.000 mensajes diplomáticos cifrados procedentes del Departamento de Estado, que tampoco ha visto la luz, de momento. El blog Threat Level, de la página web Wired, fue el primero en informar de esta detención y del contenido de las filtraciones.

Lamo, sin embargo, estaba de parte del Ejército. Se chivó de la filtración, le mandó los correos electrónicos de Manning al Pentágono y propició la caída del topo de Wikileaks, arrestado el pasado 26 de mayo estando de servicio.

En calidad de analista de espionaje, Manning tenía acceso a bases de datos valiosas y secretas. Por ejemplo, a SIPRNet, una red codificada que utilizan los departamentos de Defensa y Estado. En sus correos a Lamo, le confesó que sacaba la información de forma tan fácil que parece cómica: "Entraba con un CD regrabable con un rótulo en el que decía Lady Gaga, borraba la música y grababa un archivo comprimido".

"Escuchaba y cantaba la canción de Lady Gaga Telephone mientras cometía el que posiblemente es el mayo robo de información de la historia americana", escribió Manning en sus correos, que ahora están en posesión del Pentágono. Ése fue su mayor error: al alardear ante un desconocido, el topo cayó víctima de su propia torpeza.

El Pentágono aún no ha presentado cargos contra Manning. El hermano de uno de los periodistas de Reuters asesinados en 2007 en Bagdad habló ayer con The Washington Post: "Lo que hizo este soldado es justicia descubriendo un crimen contra la humanidad".