Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva película de Bigelow despierta las iras de Argentina, Paraguay y Brasil

El filme retratará la Triple Frontera como centro de mafias y terrorismo

Kathryn Bigelow, que este año se convirtió en la primera mujer en ganar un Oscar a la mejor dirección, con En tierra hostil, ha sembrado ira. Esta vez, no en Irak, donde transcurre su premiado filme, sino en Sudamérica. Los Gobiernos de Argentina, Paraguay y Brasil han expresado su "indignación" ante la próxima obra de Bigelow, para la que se barajan los títulos de Triple frontera o Zona sin ley y que retratará la región de las cataratas del río Iguazú como tierra de mafias, contrabando, narcotráfico y ?lo que más ha enfadado a los Ejecutivos? refugio y centro de financiación del terrorismo islámico.

La polémica enfrenta, por un lado, a una cineasta estadounidense cuya última película, que ensalzaba a los soldados de EE UU en Irak, ganó seis Oscar (incluido el de mejor filme) y, por otro, a tres Gobiernos sudamericanos que niegan la afirmación de Washington de que en esa zona se financia y protege a terroristas islámicos, como los que participaron en los atentados de Buenos Aires (1991 y 1994) o en el 11 de septiembre de 2001 en Nueva York.

En la Triple Frontera, que separa Ciudad del Este (Paraguay) de Foz de Iguazú (Brasil) y Puerto Iguazú (Argentina), viven unos 20.000 árabes y sus descendientes, que en su mayoría se dedican al comercio. En Ciudad del Este es tan fácil comprar armas de fuego como productos de electrónica de contrabando y el Puente de la Amistad, que la comunica con Foz de Iguazú a través del río Paraná, es el escenario de un infatigable comercio de hormiga (personas cargadas con fardos) que hace que los turistas pierdan hasta una hora en cruzarlo.

Llamada al boicot

La primera que cargó contra el thriller que Bigelow quiere rodar en la segunda mitad del año fue la ministra de Turismo de Paraguay, Liz Cramer. "Hablé con el secretario de Turismo de Argentina y con autoridades de Brasil. Estamos todos indignados. Ponen en el ojo a la Triple Frontera y nos quieren ensuciar como los malos del mundo", declaró el pasado viernes Cramer a la emisora paraguaya 970 AM. La ministra adelantó que permitirán a Bigelow grabar en la Triple Frontera, porque los tres países son "libres", pero aclaró que carecerá del apoyo de su Gobierno y llamó a la población a unirse al boicot. "Esto no tendría que tener ningún respaldo público. Sería estúpido colaborar por dos pesos con extranjeros que vienen a pintarte como la basura más grande del planeta", afirmó Cramer.

El lunes reaccionó el secretario de Turismo de Argentina, Enrique Meyer. "Hemos conversado con la ministra de Paraguay, también con el gobernador de [la provincia argentina de] Misiones [donde se sitúa Puerto Iguazú], y hemos coincidido en la profunda indignación que nos produce esta realización que, hasta donde sabemos, intenta presentar negativamente una región común a tres países suramericanos", declaró Meyer a la prensa.

De momento, el Gobierno brasileño no se ha manifestado públicamente, sino que su enojo sólo se ha conocido por medio de la ministra de Turismo de Paraguay. Cramer advirtió que la película sobre la Triple Frontera "a largo plazo tendrá un impacto negativo" para Paraguay "tanto económica como socialmente". "Seremos mostrados como uno de los grandes problemas del mundo, cuando en realidad no es así", añadió Cramer.

Por su parte, la directora no ha respondido aún a las críticas de Paraguay y Argentina respecto a su película, cuyo estreno está previsto para 2011.En la selvática Triple Frontera, que está demarcada por los ríos Paraná e Iguazú, vive alrededor de un millón de personas, sobre todo en Ciudad del Este y Foz de Iguazú. Las policías de los tres países y la Interpol admiten que constituye uno de los centros del crimen organizado y del narcotráfico en el continente. Es también una región cosmopolita donde se mezclan los nativos con los inmigrantes y descendientes de árabes, chinos, surcoreanos, italianos y alemanes, así como turistas de todo el mundo.