Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fariñas continúa su ayuno en casa tras permanecer varias horas en un hospital

El disidente cubano tuvo que ser ingresado tras perder el conocimiento en su octavo día de huelga de hambre y sed en protesta por la muerte de Orlando Zapata

Era cuestión de tiempo y finalmente sucedió. Después de ocho días de huelga de hambre y sed, el psicólogo y periodista disidente Guillermo Fariñas, de 48 años, sufrió este miércoles su primera crisis y tuvo que ser ingresado en un hospital tras perder el conocimiento en su casa de Santa Clara. Horas después, tras suministrársele sueros con azúcares que le ayudaron a recobrar la consciencia, regresó a su casa para continuar con su ayuno, que mantiene en protesta por la muerte del preso de conciencia Orlando Zapata y en demanda de la liberación de 26 prisioneros políticos enfermos.

Familiares de Fariñas explicaron desde Santa Clara que el opositor "colapsó" aproximadamente a las 11 de la mañana (las 5 de la tarde, hora peninsular española). Sucedió justo en el momento en que el médico Ismael Iglesias le realizaba un chequeo rutinario. "Perdió el conocimiento mientras le estaba examinando, y decidimos ingresarlo de inmediato en el hospital", dijo un portavoz del opositor.

El periodista consintió en ser hospitalizado pero advirtió que en el hospital seguiría sin comer ni beber, aunque permitiría ser alimentado por vía parenteral, siempre y cuando le pusieran en un cuarto en que pueda recibir las visitas de los opositores. El disidente dijo que si los presos enfermos no son excarcelados seguirá su protesta "hasta el final". "Deseo de morir y convertirme en un mártir en la lucha por la libertad de Cuba" , expresó en una entrevista con este diario.

Fariñas ha realizado en el pasado 22 huelgas de hambre para protestar contra el gobierno de Fidel Castro. Ésta, la número 23, comenzó hace ocho días, tras ser detenido por la policía para impedir que asistiera al funeral de Zapata.