Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos ex tupamaras presiden el Parlamento de Uruguay

Topolanski lidera el Senado y será primera dama en marzo

El lunes se celebró en Uruguay el 25º aniversario de la restauración de la democracia, pero no fue un aniversario más: dos ex tupamaras ascendieron a los puestos más altos del Poder Legislativo y confirieron un especial valor simbólico a la renovación de los escaños de la Cámara de Representantes y del Senado. La nueva presidenta del Senado, Lucía Topolansky, es la esposa del presidente electo, José Mujica, y será, además, la primera dama del país a partir del próximo 1 de marzo, cuando Tabaré Vázquez ceda la Residencia Presidencial de Suárez y Reyes y el mando del país a Mujica, también ex guerrillero tupamaro, que tras pasar 15 años en prisión emprendió una fulgurante carrera política que culmina con este desafío a sus 74 años.

Es la primera vez en la historia que dos mujeres lideran ambas cámaras parlamentarias en Uruguay. La Cámara de Representantes será presidida durante los próximos cinco años por la diputada Ivonne Passada (1956), que se sumó al Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros precisamente en 1985, el año en que volvió la democracia parlamentaria a Uruguay y el movimiento guerrillero anunció públicamente su aceptación del marco legal vigente, integrándose después en el Frente Amplio, la coalición de izquierdas que gobierna el país desde 2004. En sus primeras palabras, Passada recalcó que "no es tiempo de fomentar rivalidades" y que "por encima de las divisiones está el compromiso por un mejor país".

Topolansky, guerrillera desde 1967, pasó 13 años de su vida en la cárcel y el lunes dijo estar "contenta porque peleamos y se consiguió", y reconoció que son estos días "cargados de símbolos". Horas antes, en calidad ya de presidenta del Senado, había tomado juramento constitucional a un ex presidente del país, Luis Alberto Lacalle (1990-1995) y, en un momento especialmente emotivo, al líder del opositor Partido Colorado, Pedro Bordaberry, hijo de Juan María Bordaberry, el presidente (hoy en prisión domiciliaria) que combatió a la guerrilla tupamara y después, en 1973, firmó un golpe de Estado tras el que gobernó el país con firme autoritarismo durante tres años.

"Sin rencor"

"Uruguay es un país tan sui géneris", dijo Topolansky. "Puedo tomar perfectamente y sin ningún rencor el juramento al hijo de Bordaberry y se lo tomo en la mejor de la buena fe, y él también creo que está en la misma actitud, pero eso es en el Uruguay, no sé si se da en otras partes del mundo, es un tesoro que los uruguayos tenemos que preservar", afirmó.

La mayoría de los presidentes latinoamericanos han confirmado su asistencia a la toma de posesión de Mujica, así como el Príncipe de Asturias y el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero. Se da la paradoja de que el nuevo Parlamento uruguayo cuenta con 18 mujeres de un total de 130 legisladores (una cifra más baja que el promedio mundial, que ronda el 20%). Esto podría modificarse en las elecciones de 2015, cuando entre en vigor una ley sancionada en 2009 que fija cuotas para la representación femenina.