Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Berlusconi se reúnen para hablar de la herencia

El primer ministro italiano comerá con sus hijos para tratar el reparto de sus bienes

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, comerá mañana junto a sus cinco hijos, Marina, Piersilvio, Barbara, Eleonora y Luigi, con quienes abordará los delicados temas de la repartición de la herencia y el divorcio de su segunda mujer, Veronica Lario, madre de los tres últimos, según algunos medios italianos, entre ellos Corriere della Sera. La comida tendrá lugar en Villa San Marino, la residencia que la familia tiene en la pequeña localidad de Arcore (al norte del país) y, entre otros temas, el Berlusconi hablará con sus cinco vástagos sobre la distribución del patrimonio.

Se empezó a hablar de los problemas que podrían surgir con respecto a la repartición de la herencia después de que Verónica Lario anunciara su intención de divorciarse de Berlusconi. Desde el principio, se remarcó que la segunda mujer del primer ministro lucharía para que los tres hijos que ha tenido con él, Barbara, Eleonora y Luigi, tuvieran las mismas oportunidades que los dos mayores, Marina y Piersilvio, que actualmente ocupan cargos de responsabilidad en las principales empresas del primer ministro.

Marina, de 43 años, es presidenta de Fininvest, el holding financiero que controla el imperio empresarial de la familia, y de la editorial Mondadori; mientras que Pier Silvio, de 40, es vicepresidente de Mediaset. Para los hijos que tuvo con Veronica, en cambio, Berlusconi estaría pensando reservar Endemol (productora de televisión) a Eleonora, de 23 años, y Mediolanum (empresa financiera) a Luigi de 21, siendo Bárbara, que tiene 25 años, el caso más problemático, dadas las aspiraciones de la joven a presidir Mondadori, cargo que actualmente ocupa su hermanastra Marina.