Catástrofe en Haití

El caos y la falta de seguridad obstaculizan la llegada de ayuda humanitaria

Los pasos de la República Dominicana acogen a miles de afectados por el terremoto. - España enviará apoyo sanitario a la zona

Mientras el mundo entero espera la peor de las previsiones en la tragedia de Haití, los equipos de socorro se encuentran sin poder trabajar sobre el terreno. Todavía reina el caos en Puerto Príncipe, ciudad teñida de sangre y devastada por el terremoto de magnitud 7 en la escala Ritcher, y se ha extendido a todo el país del Caribe.

"Estoy en la frontera de República Dominicana y todavía voy a quedarme aquí por la seguridad. Es difícil entrar a Haití y no podemos contactar con nuestro equipo", asegura Louis Belanger, jefe de operaciones de Oxfam International para Haití.

Lo mismo le ha sucedido a Moisés Belloch, presidente de la ONG española Intervención Ayuda y Emergencia, que lleva desde las 24.00 (hora local) en suelo dominicano junto a nueve compañeros y cuatro perros entrenados. "Ahora mismo llegar a Haití por tierra es bastante complicado", afirma Belloch.

Más información

Belanger se encuentra en la localidad dominicana de Jimaní, fronteriza con Haití, y explica cómo los equipos de emergencia van llegando pero se dan de bruces con una frontera llena de obstáculos. "El trabajo humanitario va a ser muy difícil. La comunicación es un gran problema", explica.

El cooperante cuenta que hay miles de personas que quieren abandonar Haití ante la falta de hospitales y socorro. En un país arrasado, las víctimas del terremoto, que siguen durmiendo en las calles y vagando por barrios destruidos, buscan refugio, medicinas, sábanas, simplemente ayuda en el país vecino. "Hay muchos, sí, hay muchos ahora mismo en la frontera", reconoce Belanger.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

"Esto es un caos", narra Belloch, "no hay información concreta de nada". Una vez que aterricen en Puerto Príncipe esperan recibir el apoyo del ejército haitiano, pero prefieren no especular sobre qué van a encontrar allí. "La estrategia cambia por momentos, no podemos prever nada", explica. "Hay que seguir intentándolo", responde el cooperante español atrapado por el caos en la frontera.

"El problema no es entrar el problema es pasar la ayuda hasta dentro de 24 horas. Es difícil, quizá el viernes y o el fin de semana llegue", afirma Belanger. El aeropuerto de Puerto Príncipe ha estado sin luz toda la noche y los aviones han tenido que volar hasta Santo Domingo. Ante esta falta de infraestructura, ahora, la capital dominicana es el centro de coordinación de las agencias de ayuda, tanto para Oxfam como para la Cruz Roja y la ONU.

Belanger informa que el edificio de Oxfam en Puerto Príncipe se derrumbó y perdieron "un colega" en el desastre. Quieren restablecer contacto con sus compañeros en Haití y a partir de ahí organizar la ayuda a partir de mañana, como muy pronto. El cooperante cuenta además el relato de sus compañeros, con los que han podido contactar poco después del seísmo. "Hay cadáveres en todas partes, hay una pila y muchísima gente cubriendo muertos. Pilas de cadáveres. La gente pide agua, comida, desesperada porque la ayuda tarda".

España se teme lo peor

España teme lo peor en la frontera entre República Dominicana y Haití, por lo que enviará una primera misión de identificación para evaluar las necesidades de la población haitiana que está intentando acercarse al país vecino, según ha anunciado la secretaria de estado de Cooperación, Soraya Rodríguez. "Estamos previendo que allí vamos a tener que atender a muchos afectados", ha confirmado.

Los médicos están sorprendidos de que el joven haya logrado sobrevivir diez días sin agua

VIDEOGALERIA: Catástrofe en HaitíAGENCIA ATLAS

Una niña camina en mitad de un cordón de seguridad de los soldados estadounidenses en una calle de Puerto Príncipe.
Una niña camina en mitad de un cordón de seguridad de los soldados estadounidenses en una calle de Puerto Príncipe.REUTERS

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50