Actos de repudio y violencia en Cuba en el día de los derechos humanos

Las Damas de Blanco, familiares de los disidentes encarcelados por el régimen de Castro, son las principales víctimas de la jornada

De nuevo este 10 de diciembre hubo violencia, actos de repudio y "detenciones preventivas" en las calles de La Habana. El día de los derechos humanos en Cuba suele ser así, pero quizás este año "fue el peor de todos", según Laura Pollán, cabeza de las Damas de Blanco, principales víctimas de la jornada.

Un grupo de más de doscientas personas progubernamentales zarandeó, insultó y llegó a golpear a 39 mujeres de esta organización, que aglutina a los familiares de los 75 disidentes encarcelados en la primavera de 2003, quienes salieron a la calle para demandar la liberación de los presos políticos y el respeto de los derechos humanos.

La bronca fue de envergadura y, según las Damas de Blanco, el acto de repudio estuvo perfectamente preparado. "Habíamos repartido gladiolos y declaraciones universales de los derechos humanos. Pero en cuanto empezamos a hablar a la gente de libertades se nos echó encima una muchedumbre a la que habían llevado en autobuses", dijo Pollán, esposa de Hector Maceda, condenado a 20 años de cárcel. "Nos tiraron de los pelos, nos insultaron, algunas estamos magulladas", contó después de refugiarse en su casa.

El presidente de la ilegal Comisión cubana de Derechos Humanos, Elizardo Sánchez, denunció también que este 10 de diciembre hubo "al menos una decena de detenciones", presuntamente "preventivas", relacionadas con una manifestación convocada desde la cárcel en un parque de La Habana por el disidente Darci Ferrer y varios grupos opositores. Los activistas que lograron llegar al lugar donde debía celebrarse la marcha también fueron objeto de violencia, según Sánchez.

Las conocidas como las 48 Damas de Blanco, familiares de los 75 presos condenados en 2003 en Cuba, salían anoche a la calle en la Habana para reclamar la liberación de los opositores al régimen.Acudían a un parque de la capital cubana donde se encontraban con decenas de partidarios del Gobierno que saboteaban  su protesta con gritos de apoyo a Fidel Castro y acusándolas de "vendepatrias".La contra-manifestación tomaba fuerza y finalmente, en la víspera del Día de los Derechos Humanos, las mujeres se vieron obligadas a abandonar su protesta.AGENCIA ATLAS

Lo más visto en...

Top 50