A la espera de la reivindicación de Al Qaeda

Dentro de unos días sus fotos aparecerán probablemente colgadas en algunas webs radicales islamistas. La mujer estará cubierta como lo exigen los rigoristas. Quizá las instantáneas habrán sido tomadas en el norte de Malí, país vecino de Mauritania. Llevarán la firma de Al Andalous, el nombre con el que los terroristas han bautizado su productora.

Las fotos irán acompañadas de una reivindicación de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), un grupo terrorista de origen argelino pero que cuenta con seguidores en buena parte del Sahel. Es posible que exijan la retirada española de Afganistán o la liberación de presos salafistas en Argelia, pero al final se conformarán con lograr un rescate.

Más información
Secuestrados tres cooperantes españoles en Mauritania
Mauritania rechaza la ayuda española para encontrar a los tres cooperantes secuestrados

Las sospechas de que los autores del secuestro pueden ser un grupo vinculado a Al Qaeda las ha confirmado esta mañana el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ha asegurado que "todo apunta" a que el secuestro es obra del grupo Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). Rubalcaba ha advertido de que por ahora no se puede decir nada con seguridad total, pero ha reconocido su temor de que se trata de "un secuestro de islamistas radicales".

Hay antecedentes que inducen a pensar que ese será su propósito. En 2008 dos turistas austriacos fueron secuestrados en el sur de Túnez y, en octubre de ese mismo año, fueron liberados en Malí a cambio del pago de varios millones de euros. A finales de ese mismo año cuatro turistas y dos emisarios canadienses del secretario general de la ONU fueron secuestrados en Níger y puestos en libertad en Mali a finales de la primavera.

Hubo, sin embargo, una excepción: el rehén británico Edwin Dyer fue asesinado en junio, probablemente a causa de su nacionalidad, en ese desierto del norte de Mali que se ha convertido en un santuario para los terroristas. Al mes siguiente un norteamericano, Christopher Leggett, fue acribillado a balazos en Nuakchot, la capital mauritana, y en agosto un kamikaze se inmoló ante la Embajada de Francia en esa ciudad. Sólo logró herir a dos gendarmes.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El secuestro de los españoles es el segundo que se produce en una semana en la zona. En la madrugada del jueves fue capturado en Menaka, en el noreste de Malí, Pierre Camatte, un sexagenario francés que estudiaba las propiedades de una planta local para luchar contra el paludismo.

Francia no se lo pensó ni un minuto. Su Ministerio de Asuntos Exteriores difundió el viernes un comunicado instando a todos los franceses a marcharse de inmediato del norte y del este de Mali así como de todas sus zonas fronterizas. Es probable París y Madrid pidan ahora sus ciudadanos que no circulen por Mauritania. El rally París-Dakar, que cruza Mauritania, ya fue suspendido en enero de 2008 a causa del peligro terrorista.

Fotos difundidas por miembros de Al Qaeda en el Magreb, que afirman son los turistas extranjeros secuestrados en enero
Fotos difundidas por miembros de Al Qaeda en el Magreb, que afirman son los turistas extranjeros secuestrados en eneroAFP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS