Secuestro de españoles en Mauritania

Mauritania rechaza la ayuda española para encontrar a los tres cooperantes secuestrados

Mauritania cree que los cooperantes están en manos de Al Qaeda en el Magreb, aunque no lo confirma.- Moratinos califica el secuestro de acto terrorista

Mauritania ha rechazado en las últimas horas la oferta del ministro de Asuntos exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, que había anunciado desde Estoril, donde participa en la XIX cumbre iberoamericana, que los efectivos de la Guardia Civil desplegados en el país africano para luchar contra la inmigración ilegal iban a participar en la búsqueda de los tres cooperantes catalanes secuestrados el domingo a unos 170 kilómetros de Nuakchot.

La Guardia Civil tiene en Mauritania unos 30 agentes, que operan dos patrulleras (otras cuatro fueron cedidas a las autoridades locales) un buque oceánico y un helicóptero. También dispone de un avión de patrulla marítima que se encuentra en Senegal y se trasladará a Mauritania en cuanto esté disponible, según fuentes del instituto armado.

Más información
Entrevista con Josep Carbonell, presidente de la ONG Barcelona Accio Solidaria
A la espera de la reivindicación de Al Qaeda
51 cooperantes españoles secuestrados en el mundo desde 1996
"Llamó para celebrar el gol y ya no supimos más"
Dos directivos y una funcionaria, muy implicados en tareas de voluntariado
El CNI y la policía advirtieron del peligro de Al Qaeda en el Magreb
Un secretario de Estado pasó justo antes por el lugar del ataque

Moratinos ha explicado que el objetivo de este dispositivo de rastreo terrestre y aéreo es limitar los movimientos de los secuestradores e impedir que se trasladen con sus rehenes a Mali; una tarea difícil, según ha reconocido, ya que la frontera entre los dos países vecinos es un espacio desértico. El jefe de la diplomacia española, que el domingo por la noche habló con el presidente de Mauritania, Mohamed Ould Abdelaziz, se puso esta mañana en contacto con el presidente de Mali, Amadou Toumani, quien autorizó a los agentes mauritanos a entrar en su territorio, "si es necesario".

Tras advertir que, por el momento, no se ha producido ninguna reivindicación ni ningún contacto con los secuestradores, por lo que no se puede confirmar la autoría, Moratinos ha admitido que el presidente mauritano le había comunicado que, "por las huellas que dejó el vehículo que participó en el secuestro", todos los indicios apuntan a la sucursal magrebí de Al Qaeda. A diferencia de lo sucedido con el caso del Alakrana, el jefe de la diplomacia española ha calificado el secuestro de "acto terrorista".

Moratinos ha hablado también con el portavoz de las familias de los tres españoles secuestrados para establecer un mecanismo de comunicación "fluido" con ellas que evite "malentendidos", han informado fuentes gubernamentales citadas por EP. También hoy la embajadora encargada de emergencias consulares, María Victoria Morera, ha hablado hasta en cinco ocasiones con los familiares de los secuestrados, mientras que el domingo fueron la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, y la subsecretaria del Ministerio, María Jesús Figa, quienes se pusieron en contacto con las familias, han precisado las mismas fuentes.

Caravana a Dakar

Los tres miembros de la ONG catalana Barcelona Acció Solidària (BAS) fueron secuestrados el domingo en Mauritania cuando se dirigían a Dakar en una caravana que transportaba ayuda a diferentes países de África. Se trata del director de las empresas Tabasa y Túneles del Cadí, Albert Vilalta, el empresario del sector de la construcción Roque Pascual y la funcionaria de la administración de Justicia Alicia Gámez, según fuentes de su entorno profesional.

Su vehículo, el último de un convoy formado por 13 coches, fue asaltado por uno o dos todoterrenos. Cuando el vehículo se paró, salieron hombres armados y tapados con turbantes que apuntaron con armas a los cooperantes. Después, los tres secuestrados fueron obligados a subir al coche de los asaltantes, que huyó por una carretera sin asfaltar. Al parecer, el objetivo de los atacantes eran los miembros de la ONG, ya que tanto los materiales que transportaban, como el dinero y el vehículo quedaron abandonados en la carretera.

Los demás integrantes del convoy se encuentran a salvo. Las Fuerzas Armadas mauritanas han escoltado al resto de la caravana a petición de la embajada de España, que también ha enviado un funcionario, según un comunicado de Exteriores. A llegar a Dakar, los miembros de la expedición han mostrado su nerviosismo por el destino de sus compañeros, informa la cadena SER.

105.000 kilos de ayuda a países africanos

El Ayuntamiento barcelonés participa anualmente con la expedición que organiza la ONG Acció Solidaria, cuya caravana ha salido en alguna ocasión de la plaza de Sant Jaume, en las puertas del consistorio barcelonés, informa Blanca Cía. La edición de este año salió el pasado 22 de noviembre desde el Port Olímpic. La comitiva la formaban 15 vehículos, 24 voluntarios y llevaban 105.000 kilos de material de diferentes ONG de Cataluña a otras organizaciones de Marruecos, Mauritania, Senegal y Gambia. La primera etapa la hicieron en barco hasta Tanger.

El alcalde de Barcelona Jordi Hereu se puso en contacto este domingo con el embajador español especial para la Mediterránea y el Magreb, Alonso Alonso Dezcóllar y con el cónsul español en Nuabidú, Antonio Aguilar. El consistorio barcelonés se puso en contacto con las familias de las personas desaparecidas.

Los tres españoles secuestrados en Mauritania (de izquierda a derecha), Roque Pascual Salazar, Alicia Gámez y Albert Vilalta.
Los tres españoles secuestrados en Mauritania (de izquierda a derecha), Roque Pascual Salazar, Alicia Gámez y Albert Vilalta.EFE
La caravana en la que viajaban los cooperantes fue atacada mientras se dirigían a Dakar. En la foto, el 'jeep' en el que viajaban.
La caravana en la que viajaban los cooperantes fue atacada mientras se dirigían a Dakar. En la foto, el 'jeep' en el que viajaban.ACN
Los 2 hombres y una mujer colaboraban con una ONG catalana y fueron obligados a abandonar una caravana de 14 vehículos.Vídeo: AGENCIA ATLAS

Moratinos: "No escatimaremos ningún esfuerzo"

Las gestiones para localizar y liberar a los tres cooperante españoles secuestrados en Mauritania ya han comenzado. El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha asegurado en una rueda de prensa en Lisboa que tanto él como el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, han hecho ya una serie de pasos "para dar seguridad al resto del convoy e iniciar todas las gestiones para la rápida liberación de los secuestrados".

Moratinos ha relatado que trata de lograr la liberación de Albert Vilalta, Alicia Gámez y Roque Pascual en colaboración con el primer ministro de Mauritania. Según ha informado, el dispositivo aéreo y terrestre de la Guardia Civil que trabaja en Mauritania para luchar contra la inmigración ilegal participa activamente en las labores de rastreo.

"Es verdad que el espacio desértico es difícil de controlar", ha asegurado Moratinos, "pero estamos colaborando para que los secuestrados no puedan viajar a otro país", en referencia al vecino Malí.

Precisamente, Moratinos ha asegurado que ya ha hablado con el presidente de Malí, quien "ha iniciado la cooperación con nosotros". Según ha informado el ministro español, el país africano ha dado permiso a las autoridades mauritanas "para que entren en territorio malí bajo el derecho de persecución".

"No vamos a escatimar ningún esfuerzo", ha concluido.

Previamente, el presidente de la Generalitat, José Montilla, anunciaba precisamente que ya se habían iniciado las gestiones y que había hablado con la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y la ministra de Defensa, Carme Chacón, quienes le informaron de la situación.

No obstante, ha asegurado que hasta el momento "están por dilucidar los objetivos y la identidad exacta de los secuestradores".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS